Cómo cocinar salmón en una vaporera

Además de ser una gran fuente de proteínas, vitamina B12 y selenio, el salmón es mejor conocido por ser ricos en los importantes ácidos grasos de omega-3. Los mismos, según la Asociación Americana del corazón, puede disminuir el riesgo de latidos cardíacos anormales e incluso disminuir ligeramente la presión arterial. Una de las mejores maneras de conservar todos los nutrientes bien y mantener el salmón húmedo y lleno de sabor es hacerlo al vapor en una cesta. Calcular el tiempo de cocción puede ser complicado la primera vez, así que utiliza un termómetro para carnes para asegurarte que esté cocinado a punto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Olla de vapor
  • Cuchillo
  • Limón entero
  • Eneldo fresco
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Instrucciones

  1. Llena la olla al vapor con aproximadamente 2 pulgadas de agua fría y llévalo a hervor.

  2. Corta el limón en círculos finos y cubre el fondo de la cesta con ellos.

  3. Pon unas ramitas de eneldo fresco encima de las rodajas de limón. Utiliza dos ramitas cada 8 onzas de salmón.

  4. Espolvorea sal y pimienta sobre el salmón al gusto, junto con otras hierbas que disfrutes con el salmón. El tomillo y perejil son buenas opciones. Ten cuidado en los condimentos, para evitar que dominen el delicado sabor del salmón.

  5. Rocía el salmón con aceite de oliva y colócalo encima del eneldo y limón en la cesta.

  6. Reducir el agua en la olla al vapor a fuego lento y luego colocar la cesta de vaporizar dentro.

  7. Cubre la canasta con la tapa y cocina el salmón al vapor durante unos 10 minutos por cada 8 onzas de pescado, o hasta que la carne quede opaca y se separe fácilmente con un tenedor.

  8. Retira la tapa e inserta un termómetro de carne en la parte más gruesa del salmón. Debería estar a al menos 145 grados centígrados antes de su consumo.

Consejos y advertencias

  • Trata de usar un aromático líquido, como caldo de pescado, en lugar de agua para añadir aún más sabor al salmón.
  • El vapor dentro de la canasta está lo suficientemente caliente como para quemarte. Utiliza guantes para horno para quitar la tapa.

Más galerías de fotos



Escrito por jordan whitehouse | Traducido por analia moranchel