Cómo cocinar salmón relleno en el horno

Para quienes comen de manera saludable evitando comidas procesadas pero no tienen tiempo de cocinar de cero, muchos comerciantes ofrecen entradas de calidad que ya están preparadas y solo necesitan ser cocinadas. Por ejemplo, el salmón relleno se encuentra disponible en supermercados y vendedores de mariscos. Puede ser el pescado entero o filetes deshuesados atados juntos para formar una sola pieza, y el relleno puede ser tan simple como hierbas frescas o elaborado como un mousse de cangrejo. En cada caso, cocinar el salmón suele ser un proceso tan directo como meterlo en el horno.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Bandeja para hornear
  • Papel manteca o de aluminio
  • Aerosol de cocina (opcional)
  • Toallas de papel
  • Guantes de cocina o espátula
  • Sal gruesa y otras hierbas y condimentos si lo deseas
  • Cuchillo para pelar

Instrucciones

  1. Cubre una bandeja para hornear de poca profundidad con papel manteca o de aluminio rociado ligeramente con aerosol de cocina. Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit.

  2. Desenvuelve el salmón relleno y sécalo cuidadosamente con toallas de papel. Si el relleno está colgando o sobresale de las superficies, presiónalo con cuidado nuevamente en su lugar utilizando un guante de cocina en tu mano o una espátula.

  3. Centra el salmón sobre la bandeja. Si es el pescado entero, necesitas colocarlo en diagonal con la cabeza en una esquina y la cola en otra. Condimenta la piel ligeramente con sal gruesa, si lo deseas, o rocíala con hierbas adicionales para complementar el relleno.

  4. Desliza la bandeja hasta el centro de la rejilla de tu horno. Hornea el salmón 10 minutos por cada pulgada de grosor en el punto más ancho, usualmente serán entre 30 y 35 minutos para un pescado entero o filetes grandes. Los filetes más pequeños pueden requerir solamente entre 20 y 25 minutos.

  5. Prueba el salmón descamándolo en la parte más ancha con un cuchillo para pelar. Si en su mayoría es pálido y opaco, con sólo un poco de su color rosado oscuro translúcido, está listo. Quita el pescado del horno y deja que descanse por cinco minutos antes de cortarlo y servirlo.

Consejos y advertencias

  • Si te gusta el salmón con piel crujiente y puedes prestarle atención durante la cocción, cúbrelo con aceite ligeramente y hornéalo a 425 grados F por aproximadamente 20 minutos. Esto dorará la piel y la hará crujiente, aunque también es fácil cocerlo de más. Como regla general esta técnica debe utilizarse con rellenos ligeros, como rodajas de limón o hierbas frescas. Los rellenos más sustanciales con pan o mariscos se cocinan mejor con la técnica estándar.
  • Si tu salmón contiene un relleno con base de pan, granos o mariscos, el mismo debe alcanzar una temperatura estándar de 160 F para asegurar que sea seguro consumirlo.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por ana grasso