Cómo cocinar el salmón sin piel

Escrito por alison datko | Traducido por alejandra rojas
El salmón está lleno de nutrientes y es fácil de preparar.

El salmón no solo es fácil de preparar, sino que también está lleno de nutrientes importantes. Las grandes cantidades de ácidos grasos omega-3 son quizá su cualidad más benéfica. Estas grasas saludables reducen la inflamación, mejoran el colesterol y reducen los coágulos de sangre. También son buenas para ti, de hecho, los dietistas expertos indican que "comer una o dos porciones de pescado a la semana puede reducir un tercio o más tu riesgo de morir de un ataque al corazón". El salmón sin piel requiere pocos condimentos y se cocina bien con varios métodos.

Horneado

Precalienta el horno a 450 grados Fahrenheit. Cubre el plato para hornear con aerosol antiadherente.

Condimenta tu salmón. Para un condimento simple, rocía el pescado con una pizca de sal y pimienta. Otros condimentos que combinan bien con el salmón son el eneldo (dill), ajo, perejil (parsley) y estragón.

Coloca el salmón en el plato para hornear. Pasa el plato al horno y cocínalo aproximadamente por 15 minutos o hasta que se cocine por completo. El salmón estará listo cuando el pescado se deshaga fácilmente con el tenedor.

Salteado

Calienta 2 cucharadas de aceite de oliva en una bandeja para freír a fuego medio alto.

Condimenta el salmón de acuerdo a tu gusto y preferencias.

Pasa el salmón a la bandeja. Cocina el pescado aproximadamente por tres minutos o hasta que el inferior esté ligeramente dorado y crujiente.

Utiliza una espátula para voltear suavemente el pescado. Continúa cocinándolo aproximadamente tres minutos hasta que el salmón esté cocido por completo.

A la parrilla

Precalienta tu parrilla a fuego medio alto.

Marina el salmón. Para darle un sabor asiático, mezcla salsa soya, aceite de oliva, mostaza dijon (mustard dijon) y ajo picado. Otras marinadas para salmón son la miel, rábano (horseradish), jugo de limón, vinagre de jerez y hierbas secas. Remoja el salmón en la marinada y refrigéralo por diez minutos.

Pasa el salmón sobre la parrilla. Cocina el pescado aproximadamente por tres minutos o hasta que el inferior esté ligeramente dorado.

Utiliza unas tenazas para voltear suavemente el pescado. Cocínalo por otros dos minutos o hasta que se cocine por completo.

Advertencias

Utiliza un termómetro de carne para asegurarte de que el salmón esté completamente cocido. Las guías para el manejo seguro de la comida de U.S Department of Agriculture, recomiendan cocinar el pescado a una temperatura interna de 145 grados Fahrenheit.