Cómo cocinar salmón para un bebé

Además de ser rico en proteínas, que es un nutriente que necesitan los bebés en crecimiento, el salmón también suministra ácidos grasos omega 3, que apoyan el desarrollo normal de los ojos y el cerebro. Alrededor de los 6 meses de edad tu bebé está listo para comer alimentos sólidos, además de la leche materna o la fórmula habitual. Por supuesto, siempre pregunta al pediatra de tu bebé antes de añadir nuevos alimentos, como el salmón, a su dieta. Una vez que obtengas la aprobación, cocina el salmón adecuadamente para reducir el riesgo para tu bebé de las enfermedades transmitidas por alimentos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Fuente para horno
  • Aerosol antiadherente
  • Papel de aluminio

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 400° F.

  2. Rocía una fuente de horno con aerosol antiadherente.

  3. Coloca el salmón con el lado de la piel hacia abajo sobre la fuente de horno.

  4. Espolvorea el salmón con una pequeña cantidad de hierbas o especias. Debido a que los bebés tienden a tener las papilas gustativas más sensitivas que los adultos, no exageres con las hierbas o las especias. Sáltate los condimentos picantes como la pimienta de cayena.

  5. Cubre la fuente de horno con papel de aluminio y coloca el salmón en el horno precalentado. Hornea el pescado durante 15 minutos o hasta que la carne se desmenuce fácilmente con un tenedor.

  6. Retira el salmón cocido del horno y deja que se enfríe completamente.

  7. Desmenuza el salmón con los dedos o con dos tenedores de modo que quede en trozos pequeños, quitando cualquier espina o huesecillo que encuentres. Corta los trozos que sean muy grandes porque puedes ser un riesgo de asfixia para los bebés.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por frances criquet