Cómo cocinar unas salchichas en un gravy de salsa de tomate

Escrito por ramona french | Traducido por alejandra rojas
El gravy de tomate casero servido con pasta y salchichas es una cena tradicional de domingo para los italiano-americanos.

Los italianos-americanos de la costa este de los Estados Unidos a menudo llaman la salsa de tomate "gravy". Aparentemente viene de la palabra italiana sugo, la cual significa gravy. Sugo al pomodoro es un gravy de tomate y sugo all Arriabbiata es una salsa de tomate picante. El gravy de tomate o pasta de salsa de tomate está hecha de tomates frescos o enlatados con ajo, cebolla y hierbas como perejil (parsley), orégano y albahaca (basil). Es una receta simple, combinala rápidamente y hiérvela hasta que la salsa quede espesa como un gravy. Las salchichas italianas, dulces o picantes, agregan sabor y riqueza a la salsa.

Calienta una olla grande pesada a fuego medio alto. Pincha las salchichas en varios lugares con un tenedor o un cuchillo afilado. Cocínalas por cerca de cinco minutos, hasta que empiecen a dorarse.

Retira las salchichas de la olla y desecha la grasa. Calienta aceite de oliva en la misma olla. Agrega la cebolla al aceite y saltéala a fuego medio, revolviéndola frecuentemente con una cuchara. Después de cinco minutos, agrega el ajo y saltéalo por otro minuto.

Vierte los tomates triturados y el puré en la olla con las salchichas. Agrega el perejil, orégano y pimienta roja molida a la olla. Revuélvelo para combinar todos los ingredientes.

Lleva la mezcla a ebullición y reduce el fuego a medio bajo. Hierve el gravy de tomate y las salchichas por 30 minutos, revolviéndolas frecuentemente hasta que las salchichas se cocinen por completo.

Prueba el gravy para condimentarlo. Agrega sal y pimienta al gusto. Decóralo con tiras de hojas de albahaca. Sirve las salchichas enteras o en rodajas con el gravy de tomate y tu pasta favorita.

Consejo

Si te gusta un sabor a tomate más fuerte, agrega de 1 a 2 cucharaditas de vinagre y 1 cucharadita de azúcar a los tomates enlatados. Prueba la salchicha italiana picante en lugar de la dulce o una combinación de ambas. Agrega 1 taza de vino tinto para un sabor más complejo. Agrega tiras de chile pimiento (bell pepper) u hongos (mushrooms) en rodajas cuando saltees las cebollas.

Advertencias

Revuélvelo frecuentemente, ya que el azúcar natural en los tomates puede hacer que el fondo de la salsa se queme.