Cómo cocinar el repollo en un microondas

Como todas las verduras crucíferas, el repollo es rico en fibras, vitamina C y beta-caroteno. Desgraciadamente , si lo hierves puedes quitarle algunos, o todos, los nutrientes valiosos y si lo cocinas en aluminio puede liberar complejos sulfurosos en tu cocina. Si lo haces en el microondas en un recipiente que no sea metálico ayudas a preservar los nutrientes y evitas tener una casa olorosa. También apuras el proceso de cocción y sólo debes agregarle agua para crear un plato de acompañamiento sano para cualquier comida.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Repollo
  • Cuchillo
  • Procesador de comidas
  • Recipiente para microondas
  • Envoltorio plástico (opcional)

Instrucciones

  1. Remueve las hojas duras exteriores del repollo y tíralas.

  2. Lávalo debajo del agua corriente para quitarle la suciedad, los deshechos y los residuos de los químicos, recomienda la U.S. Food and Drug Administration.

  3. Córtalo en trozos o remueve el corazón y desmenúzalo a mano con un cuchillo o con el procesador de comidas.

  4. Colócalo en un recipiente para microondas en el que puedas acomodarlo. Agrega una pequeña cantidad de agua, no más de unas cuantas cucharadas, en el recipiente.

  5. Cubre el recipiente con una tapa o con envoltorio plástico; hazle unos agujeros al plástico para que ventile.

  6. Cocínalo por unos 6 a 14 minutos a alta temperatura. Detén el microondas a los 4 minutos para revolver el repollo, lo que te asegura que se cocine uniformemente. Continúa controlando cada 5 minutos hasta que esté tierno cuando lo pinches con un tenedor. Deja que descanse por unos minutos antes de servir.

Consejos y advertencias

  • Agrégale sal, pimienta y otros condimentos antes de servirlo o luego de cocinarlo, para darle sabor.
  • Mezcla unas cucharadas de jugo de limón o vinagre de vino al repollo colorado antes de ponerlo en el microondas para ayudarlo a que preserve el sabor. También le da un gusto picante y no le agregará grasas innecesarias o calorías.
  • Junto con el vinagre, también agrega unas rodajas de manzana, pasas de uva, clavos de olor y un poco de azúcar antes de ponerlo en el microondas para tener un repollo agridulce.
  • Guarda al repollo cocido en la nevera, que esté a unos 40° Fahreheit (4,4° Celsius), por tres a cinco días, o congélalo por un año en recipientes herméticos.
  • Cuando uses envoltorio plástico para cubrir al repollo, no permitas que toque la verdura. De esa manera evitas que sus químicos pasen a la comida durante el proceso de cocción, recomienda la Harvard Medical School Family Health Guide.

Más galerías de fotos



Escrito por susan paretts | Traducido por adriana de marco