Cómo cocinar remolachas en un microondas

Con su sabor dulce y terroso, las remolachas son una excelente adición a ensaladas, vegetales de hojas verdes salteados o granos como el arroz integral y la quinoa. Mientras que pueden tardar más de una hora en asarse en el horno, sólo tardan unos 10 minutos en el microondas. Las remolachas son ricas en nutrientes como ácido fólico, manganeso, potasio y fibra, así que considera añadirlos a tu rotación regular de vegetales.

Acerca de las remolachas

Aunque las remolachas rojas oscuras son las más comunes, variedades naranjas, amarillas, blancas y rojas a rayas están disponibles en los mercados de agricultores y tiendas de comestibles. Mientras que puedes encontrar las remolachas durante todo el año, saben mejor de junio a octubre. Selecciona remolachas que son firmes y pesadas con piel suave y sin manchas. Si puedes encontrar remolachas todavía con sus hojas verdes, cocina las hojas como cocinarías col rizada o acelga. La remolacha cruda se mantiene fresca en el refrigerador hasta por dos semanas, mientras que las remolachas cocidas van a estar bien por un máximo de siete días.

Preparación de las remolachas

Lo mejor es los cortar tallos y hojas de la remolacha antes de cocinar en el microondas, pero asegúrate de dejar al menos 1 pulgada del tallo intacto. Mantener las raíces y una pequeña cantidad de su pedúnculo evita que las remolachas pierdan la humedad, el color y los nutrientes. Lava bien las remolachas bajo agua corriente fría, antes de cocinarlas. Usa un cepillo para verduras para desalojar cualquier suciedad o residuos que puedan estar pegados a la remolacha.

Instrucciones de microondas

Coloca las remolachas en una sola capa en un plato apto para microondas. Agrega una pequeña cantidad de agua; 2 a 4 cucharadas deberían ser suficientes. Cubre el plato y cocina la remolacha a temperatura alta hasta que sea fácil perforarla con un tenedor. Dependiendo del tamaño de la remolacha y de la potencia de tu horno de microondas, la remolacha debe estar lista en 10 a 15 minutos. Utiliza siempre remolachas de tamaño similar para asegurar una cocción uniforme.

Rebanar y pelar

Si las remolachas estén totalmente cocidas, la piel debe deslizarse fácilmente. Permite que la remolacha se enfríe durante al menos cinco minutos antes de intentar pelarla. Pelarla puede ser un poco engorroso, por lo que usa un delantal para no mancharte la ropa. Corta las raíces y los tallos antes de intentar pelar las remolachas. Sostén la remolacha con una toalla de papel o guantes de goma, luego frótala para despegar la piel. Si la piel no se suelta con facilidad, las remolachas probablemente necesiten un par de minutos más en el microondas.

Más galerías de fotos



Escrito por irena eaves | Traducido por eva ortiz