Cómo cocinar pollo en una olla Schlemmertopf

Una variedad de ollas para asar y cocinar son utilizadas alrededor del mundo que permiten preparar los alimentos de una forma suave y con un calor húmedo. Las ollas de terracota sin barniz absorben la humedad de los alimentos y la liberan lentamente al exterior, concentrando los líquidos de cocción de forma paulatina. Las ollas de arcilla barnizada atrapan el vapor en el interior, pero permiten que éste escape mediante agujeros de ventilación deliberadamente colocados en las tapas. Las ollas barnizadas, como la olla Schlemmertopf, de fabricación alemana, son más sanitarias, ya que no absorben los jugos de la comida cuando se las cocina.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 1 pollo
  • Toallas de papel
  • 1/2 limón
  • Sal y pimienta
  • Tomillo (thyme) fresco
  • Trébedes
  • Papel aluminio

Instrucciones

  1. Lava el pollo, tanto por dentro como por fuera, debajo del agua fría. Luego, sécalo con toallas de papel.

  2. Exprime medio limón sobre el pollo, frotando el jugo contra la piel. Condimenta el pollo por dentro y por fuera con sal y pimienta, y espolvorea con un tallo o dos de tomillo. Coloca dos tallos de tomillo en el interior, junto con la mitad ya exprimida del limón.

  3. Sumerge la tapa de la olla Schlemmertopf en agua fría durante 10 o 15 minutos. Coloca el pollo en la olla y coloca la tapa que ha sido sumergida en agua.

  4. Coloca la olla Schlemmertopf en el centro del horno frío. Enciéndelo a 375 ºF y cierra la tapa.

  5. Asa el pollo en la olla durante 90 minutos. Con cuidado, retira la olla del horno y colócala sobre un trébedes, sobre la mesada. Retira la tapa, teniendo cuidado de no quemarte con el vapor caliente que saldrá del interior.

  6. Retira el pollo de la olla Schlemmertopf y cúbrelo con papel aluminio. Deja que el ave repose durante 10 o 15 minutos antes de cortarla y servirla.

Consejos y advertencias

  • Con cualquier olla de arcilla es importante que no realices ningún cambio brusco de temperatura. No precalientes el horno si utilizarás una olla Schlemmertopf , especialmente si tiene un ave fría en su interior. Cuando retires la olla del horno, colócala sobre un trébedes, no la coloques sobre la mesada fría. Jamás viertas agua fría sobre una olla caliente, ni agua caliente sobre una olla fría. Cualquiera de estas acciones puede provocar que la olla se raje.
  • Sumerge ambas mitades de la olla Schlemmertopf en agua durante 30 minutos la primera vez que la vayas a utilizar. Luego de esto, sumerge sólo la tapa unos 10 o 15 minutos antes de cada uso.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por andrés marino ruiz