Cómo cocinar con pimiento serrano

Los pimientos (peppers) serranos contienen un poco de picante grave. Una variedad de chile cerca de 5 veces más picante que el promedio de jalapeño, el petite serrano ofrece un buen golpe para su tamaño de 1 a 2 pulgadas. Fáciles de encontrar en la mayoría de los supermercados, el sabor ardiente de los serranos puede ser atenuado tostándolos, y prestan sabor junto con picante a una variedad de platos, atravesando muchos tipos de cocinas.

Consejos de selección

Cuando eliges pimientos serranos, busca la piel firme y sin tacha, sin puntos blandos o arrugados. Los serranos empiezan verdes; con el tiempo de maduración se vuelven amarillos, naranjas o rojos. Generalmente, los serranos verdes son más suaves que sus contrapartes más maduras. Puesto que no hacen bien secos, utilízalos mientras estén frescos, o trata de asarlos, luego congelarlos para guardarlos para futuros platos.

Preparación segura

Mientras preparas los serranos, ten cuidado de proteger tu piel y los ojos del aceite irritante de los pimientos. Algunas personas usan guantes para picar y quitarles las semillas a los chiles para evitar que el aceite cáustico queme las yemas de los dedos. Lávate bien las manos y todas las superficies de corte después de manipular los chiles. Aunque quitarles las semillas a los pimientos es opcional, gran parte del picante se concentra en las mismas, así que al quitarlas disminuirá el picante. Asegúrate de cortar las nervaduras fibrosas dentro del pimiento también, para evitar las partes más picantes del mismo.

Atracción global

Los pimientos serranos se añaden a una variedad de salsas y estofados. Son comunes en platos de cocina tailandesa y vietnamita, así como también en la cocina mexicana y del suroeste. Ellos no necesitan ser pelados debido a su piel fina, pero a menudo se tuestan para domar la intensidad de su picor y añadir un toque de dulzura a su sabor. Los serranos incluso se pueden encurtir con bastante éxito. Sin embargo, los serranos frescos son los protagonistas de las salsas, a menudo en combinación con frutas como mango, piña (pineapple) o melocotón (peach).

Uso en marinada

Otra manera de experimentar el picor y el sabor de los pimientos serranos es utilizarlos para animar un adobo para pescado, carne o queso de soja. Asa y retira las semillas de los serranos verdes para suavizarlos, luego haz un puré con un poco de caldo de verduras o cualquier otro líquido. La pasta resultante puede ser mezclada en adobos para infundir suavemente el sabor sin abrumar. Puedes congelar el puré de pimiento sobrante en bandejas de cubos de hielo y utilizarlo cada vez que necesites agregar sabor a un plato.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea deshazo | Traducido por marcela carniglia