Cómo cocinar pierogis congelados

Escrito por lisa porter | Traducido por frances criquet
No necesitas esperar a Navidad, hazlos en casa.

Los pierogis son un tipo de bola de masa hervida rellena con patatas, queso, chucrut, carne e incluso frutas, originaria de países de Europa del Este como Polonia, Rusia y Ucrania. A menudo hacen acto de presencia en las iglesias ortodoxas europeas en la víspera de Navidad, sin embargo, muchos supermercados tienen variedades congeladas que podrás cocinar en casa. Los pierogis varían en tamaño y forma, pero el pierogi común en forma de media luna es de aproximadamente 3 pulgadas de largo. Una porción de tres, o alrededor de 114 a 120 gr, contiene aproximadamente 160 a 220 calorías y de 30 a 40 gr de hidratos de carbono.

Salteados

Calienta mantequilla o aceite de oliva o una mezcla a partes iguales de los dos, en una sartén sobre fuego mediano.

Coloca los pierogis congelados en la sartén.

Cocina un lado durante unos 4 a 5 minutos o hasta dorar, dales vuelta y cocínalos por otros 3 a 4 minutos hasta dorar.

Escúrrelos sobre toallas de papel antes de servir.

Horneados

Precalienta el horno a 400 °F.

Pincela con aceite de oliva o mantequilla derretida ambos lados de los pierogis congelados.

Coloca los pierogis en una fuente para horno.

Hornéalos durante 10 minutos o hasta que estén dorados.

Dales vuelta con una espátula y hornéalos 10 minutos más.

Hervidos

Hierve 2 qt de agua en una olla pesada.

Coloca los pierogis en la olla.

Baja el fuego y hierve a fuego lento durante 5 a 7 minutos o hasta que floten en la superficie.

Escúrrelos en un colador antes de servir.

Consejo

Cubre los pierogis con crema agria y cebollas caramelizadas.