Cómo cocinar pescado monchong

Las aguas de Hawai son el hogar de una asombrosa variedad de peces, muchos de ellos poco conocidos en otros lugares. Un ejemplo es el monchong. Un pez de aguas profundas, que es apreciado por muchos restauradores ya que su sabor y escasez relativa, les permiten cobrar un poco más. Su carne blanca es rica y tiene un sabor suave y se presta a diferentes métodos para cocinarlo.

Acerca del monchong

Monchong es el nombre usado en Hawai para dos japutas (promfret) de alta mar: la japuta de hoz y la brillante, dos especies estrechamente relacionadas. Los pescadores de Japón se refieren al monchong como "pez utopía." Viven en aguas profundas, por lo general se pescan en profundidades de 900 a 1.200 pies, como lo hacen los pescadores de palangre de atún. El monchong puede pesar hasta 40 libras de peso, con las muestras del mercado con un promedio común de 12 libras o más. La carne es pálida con un tono rosado pálido, y como la caballa (mackerel) o el salmón, es rico en ácidos grasos omega 3.

Asar

EL monchong se vende por lo general en pedazos, ya que los peces son relativamente grandes. Los buenos vendedores de pescado cortan los filetes en porciones de igual tamaño y grosor, por lo que se cocinan de manera uniforme. La carne del monchong es relativamente grasosa, por lo que puede soportar las altas temperaturas cuando se asa a la parrilla sin secarse. Coloca con una brocha un poco de aceite en cada porción y sazona, o utiliza un sazonador para impartir sabores y aceite en la superficie. Asa las porciones de cuatro a cinco minutos por cada lado, dependiendo del grosor, hasta que la carne de en medio se vuelva blanca.

Cocer y freír en sartén

Cocer las porciones de monchong es otro método de prepararlo de manera saludable. Coloca los filetes en una charola o bandeja para horno, sazona tanto como sea necesario. Hornea a 400 °F durante 12 a 15 minutos, hasta que estén bien cocidos, y sirve con una salsa de frutas u otra salsa ligera. Para una opción sabrosa menos virtuosa, espolvorea los filetes con harina (flour) sazonada o pan rallado (breadcrumbs) y fríe en un sartén con una pequeña cantidad de aceite. La rica carne permanece húmeda y delicada en el interior con la parte exterior crujiente y dorada.

Otros métodos

Al igual que otros pescados con mucha pulpa, el monchong se cocina normalmente por métodos de calor en seco. Sin embargo, también es sabroso cuando se utilizan otras técnicas. El monchong hace un excelente sashimi, aunque a veces es propenso a los parásitos. También puedes escalfarlo en el caldo, el vino blanco u otros líquidos llenos de sabor, o intenta cocinarlo al vapor estilo asiático sobre una cama de verduras aromáticas. El sabor del monchong escalfado o cocido al vapor es especialmente delicado, y se puede complementar con una salsa suave o contrastar con una picante o ácida.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por daniela fedorov