Cómo cocinar pescado congelado en papel de aluminio

Cocinar pescado en un paquete sellado y hermético es una de las maneras más fáciles y saludables de prepararlo. También llamada cocción en "papillote", del término en francés para esta técnica, generalmente hay que envolver el pescado en papel pergamino o vegetal y hornearlo. El aluminio sirve igual de bien, con el beneficio adicional de que también sirve para la parrilla. Puedes usar este método de cocción para el pescado directamente del congelador, poniendo una sabrosa comida sobre la mesa en cuestión de minutos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Papel aluminio
  • Condimentos al gusto
  • Platos

Instrucciones

  1. Enjuaga los filetes congelados en agua corriente fría para quitarles el hielo o escarcha de la superficie. Sécalos con toallas de papel limpias.

  2. Corta una hoja de papel de aluminio, haciendo un cuadrado de 12 pulgadas de lado para cada porción. Rocía o pincela el aluminio ligeramente con tu aceite preferido.

  3. Acomoda cada filete en el medio de una hoja de aluminio, levanta los bordes y dóblalos para sellarlos. Haz lo mismo en cada extremo, fabricando un paquete holgado para cada filete.

  4. Precalienta el horno o parrilla a 425° F. Coloca los paquetes de pescado sobre la rejilla o acomódalos en una fuente y deslízala dentro del horno.

  5. Cocina los filetes durante aproximadamente 8 a 10 minutos, dependiendo del grosor y el número de filetes que estés cocinando. Retíralos del horno o parrilla, abre los paquetes y condimenta los filetes descongelados a tu gusto. Vuelve a sellarlos y cocina durante otros 8 a 10 minutos.

  6. Retira el pescado del horno o parrilla y abre los paquetes nuevamente. Transfiere cuidadosamente cada filete a un plato. Los jugos del paquete pueden utilizarse para hacer una salsa o rociarse sencillamente sobre cada filete.

Consejos y advertencias

  • Los filetes se cuecen al vapor en sus propios jugos dentro del paquete de papel de aluminio, el método de cocción más sabroso y ligero que se pueda imaginar. Para añadir sabor al pescado, puedes acomodar los filetes en una cama de hierbas frescas o vegetales aromáticos, o agregar un chorro de vino blanco o jugo de fruta dentro de paquete. Las especias, hierbas secas o mezclas de condimentos deberían añadirse a mitad de cocción, cuando el pescado se haya descongelado lo suficiente como para comenzar a absorber sabores.
  • Ten cuidado al abrir los paquetes. Tendrán suficiente vapor caliente como para producir quemaduras graves si no eres precavido, y los jugos de cocción del pescado pueden escaldarte las manos si salpican fuera.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por frances criquet