Cómo cocinar pepinos y calabazas

Los pepinos y las calabazas son deliciosos alimentos frescos, cargados de vitaminas y nutrientes. A pesar de consistir principalmente en agua, los pepinos son ricos en vitamina A, C y ácido fólico. Si bien, generalmente, los pepinos se comen crudos, que se pueden cocinar al horno, hervidos o salteados en la estufa. Las numerosas variedades de calabaza, por su parte, son generalmente altas en vitamina C, potasio y carotenos. Ésta también puede ser cocinada en una variedad de maneras.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Pepinos
  • Calabazas
  • Mantequilla derretida
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Especias, según sea necesario
  • Sartén
  • Recipiente para hornear
  • Cacerola
  • Colador

Instrucciones

    Pepinos

  1. Lava los pepinos en agua fría. Pélalos, si lo deseas.

  2. Fríe rodajas o trozos de pepino en una sartén con mantequilla derretida. Sazona con sal, pimienta u otras especias. Revuélvelos constantemente hasta que estén tiernos.

  3. Para prepararlos para hornearlos, corta un pepino a lo largo y retira la pulpa. Rellena el pepino ahuecado con migas de pan, queso u otros condimentos. Hornea a 350 grados Fahrenheit, durante 25 a 30 minutos.

  4. Para hervir los pepinos, córtalos a lo largo y retira las semillas. Pícalos en trozos grandes y agrégalos al agua hirviendo con sal. Reduce el fuego y cocina hasta que estén tiernos. Escúrrelos bien cuando hayas terminado y sazona a gusto.

    Calabaza

  1. Lava la calabaza con agua fría, removiendo la suciedad de la piel.

  2. Para hornear la calabaza, córtala por la mitad y quita las semillas. Agrega los condimentos en el centro de las mitades ahuecadas. Colócalas en una bandeja para hornear y llévalas al horno de 350 grados Fahrenheit por 30 a 60 minutos, o hasta que la piel se pueda perforar fácilmente con un tenedor. El tiempo dependerá del tamaño de tu calabaza.

  3. Saltea rodajas de calabaza en mantequilla derretida a fuego medio bajo. Revuelve con frecuencia hasta que la calabaza esté tierna. Añade sal y pimienta y cocina a fuego lento durante otros 10 a 20 minutos.

  4. Asa la calabaza en el horno después de cortarla por la mitad y quitarle las semillas. Frota la mantequilla derretida o aceite de oliva en las mitades cortadas. Agrega los condimentos. Coloca la calabaza en una bandeja para hornear. Cocina a 400 grados Fahrenheit por 40 a 45 minutos. La piel debe estar dorada y la carne suave.

  5. Cocina la calabaza a la parrilla, cortándola por la mitad, a lo largo. Agrega aceite de oliva y condimentos a las dos mitades. Grilla la calabaza a fuego medio durante 5 a 10 minutos por cada lado.

Más galerías de fotos



Escrito por ireland wolfe | Traducido por sofia loffreda