Cómo cocinar un pato en un asador

Cocinar un pato en un asador producirá un ave jugosa y sabrosa, con una carne bien cocida y una piel crujiente. Este método de cocción además permite que la mayor parte de la grasa se drene del ave, lo que produce una comida más ligera y saludable para tu familia. Aprovecha la grasa producida y coloca papas y otros vegetales en la bandeja de goteo durante la segunda mitad del tiempo de cocción. Observa el ave con cuidado, pues los patos se cocinan más rápido en el asador que en el horno, aconseja el sitio Hobby Farms.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Un pato de 4 libras
  • Toallas de papel
  • 1 limón o naranja
  • Cuerda para alimentos
  • 1/4 cucharada d sal
  • 1 cucharadita de ajo molido
  • 1/3 cucharada de pimienta negra
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de jengibre
  • Brocha para cocinar
  • Termómetro para carne instantáneo

Instrucciones

  1. Seca el pato con unas toallas de papel después de sacarlo de su empaque o del plato donde lo descongelaste en el refriegrador.

  2. Pincha la piel del pato antes de cocinarlo para permitir que salga la grasa. Evita pinchar la carne, pues esto secará al ave.

  3. Rellena el pato con rebanadas de limón o naranja, metiéndolas en la cavidad abdominal con tus dedos.

  4. Atraviesa el ave con una brocheta para asador, luego ata al pato por las patas y las alas con un hilo para este propósito. Si compras el pato en el supermercado, probablemente ya esté atado. El atar al pato evita que toque el calentador del asador al cocinarse.

  5. Prepara la parrilla del asador, colocándolo a fuego medio alto y situando la bandeja de goteo en el interior para atrapar los jugos que produzca el pato durante la cocción. Deja que pre-caliente durante unos 15 minutos. Si tu asador no permite regular el fuego a medio o alto, ajústalo a unos 350 grados Fahrenheit (176 C).

  6. Coloca la brocheta en la parrilla y luego cubre el pato con la mezcla de condimentos de sal, pimienta, ajo, tomillo y gengibre.

  7. Cierra la tapa y cocina el pato entre 45 y 60 minutos, o hasta que el termómetro instantáneo indique la parte más gruesa de su muslo, sin tocar el hueso, tenga una temperatura mínima de 165 grados Fahrenheit (73,8 C). Si es necesario, continúa cocinando hasta que el pato esté bien cocido.

  8. Cubre el pato una vez más con los condimentos, usando una brocha de cocina limpia.

  9. Saca al pato de la brocheta, desátalo y deja que repose durante unos 15 minutos, antes de cortarlo y servir.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por eduardo moguel