Cómo cocinar patatas Russet en agua hirviendo

Las patatas Russet, también conocidas como patatas de Idaho, patatas para horno o patatas del chef, son tubérculos resistentes y alargados con cáscara gruesa de color marrón. Sirven para todo uso ya que se pueden freír, cocer al vapor, hornear y asar. Son especialmente indicadas para hervir, y debido a su alto contenido de almidón, el puré de patatas Russet es liviano y esponjoso. Rocía las patatas con aceite de oliva, crema agria o mantequilla, y después sazónalas con un poco de sal y pimienta.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cepillo para verduras rígido
  • Pelador de vegetales (opcional)
  • Cuchillo
  • Cacerola grande
  • Caldo de carne de res, pollo o vegetales (opcional)
  • Tenedor
  • Colador
  • Cuchillo de cocina

Instrucciones

  1. Lava las patatas bajo agua corriente fría. Frótalas bien con un cepillo rígido. Si bien puedes pelarlas, dejándolas con las cáscaras intactas conservan el sabor y los nutrientes en éstas.

  2. Corta las patatas en mitades uniformes. Si son muy grandes, córtalas en cuartos.

  3. Llena una olla con agua fría. Utiliza agua suficiente para sumergir las patatas, más de alrededor de una pulgada. También puedes cocer las patatas a fuego lento en caldo de carne de vaca, pollo o vegetales, o en una mezcla de caldo y agua.

  4. Coloca las patatas en el agua fría y luego pon el líquido a fuego lento. No cubras la sartén.

  5. Cocina las patatas a fuego lento durante cinco o seis minutos y luego pincha una con un tenedor para verificar si están cocidas. Las patatas están listas cuando están tiernas y se pueden atravesar fácilmente con el tenedor. Si todavía están firmes, déjalas a fuego lento durante unos minutos más y, a continuación, prueba de nuevo.

  6. Vierte las patatas hervidas en un colador para que se escurran. Déjalas en el colador hasta que estén lo suficientemente frías como para manipularlas, y luego retira las cáscaras con un cuchillo de cocina.

Consejos y advertencias

  • Mantén un ojo en las patatas mientras se cocinan a fuego lento. Si las cocinas en exceso, se ponen blandas y se deshacen.
  • Guarda las patatas Russet en un lugar fresco, oscuro y bien ventilado. Tendrán una duración de hasta un mes. No las almacenes en el refrigerador porque las temperaturas frías afectan al color y al sabor de las patatas. No las laves antes de almacenarlas.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por nieves fragola