Cómo cocinar patas de jamón

Cualquier buen sureño sabe lo que es una pata de jamón y para qué se usa. De todos modos, si no estás familiarizado con ellas, son la parte inferior de las patas de una vaca que tienen la piel, el hueso, la grasa y carne magra. No hay mucho para comer en ellas, por lo que usualmente se hierven para darle sabor a muchas comidas, como sopas de porotos o de arvejas, o acompañamientos como patas de jamón y arvejas negras. Puedes conseguir una en tu carnicería o comprarlas frescas o ahumadas en una tienda.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 2 patas de jamón
  • 8 tazas de agua fría
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo o copos de ajíes rojos, opcional
  • Olla

Instrucciones

  1. Coloca las patas de jamón en la olla y cúbrelas con ocho tazas de agua. Para que brinden la mayor cantidad de sabor posible, el agua debe estar fría. A meddia que se empieza a calentar cocinará lentamente las patas, liberando el sabor.

  2. Calienta la olla al máximo. Cuando el agua comience a hervir, cubre la olla y reduce el calor a medio o bajo. Cocina las patas por dos horas. Cuando estén listas, las patas deben estar tan tiernas que la carne debe salirse de los huesos.

  3. Quita las patas de jamón del líquido y saca la carne de los huesos, para luego descartar estos. Corta la grasa y los cartílagos de la carne. Puedes usar la carne en una sopa o mezclarla con arvejas negras.

  4. Quita la grasa del caldo y hiérvelo hasta que el líquido se haya reducido a la concentración que desees y úsalo para tu sopa o para cocinar tus arvejas negras.

Consejos y advertencias

  • Agrega especias a las patas de jamón para un caldo con un sabor más complejo. Por ejemplo, dos cucharaditas de ajo en polvo o copos de ajíes rojos, le darán sabor o calentarán el consomé.

Más galerías de fotos



Escrito por natalie smith | Traducido por aurelius smith