¿Puedo cocinar palomitas de maíz en el horno?

Las formas más comunes de preparar palomitas de maíz son en una olla en la estufa y en el microondas. Ambas formas en la estufa y en el microondas proporcionan las ráfagas rápidas de calor que requiere el maíz para explotar. El horno no es la herramienta ideal para hacer palomitas. Sin embargo, es posible siempre y cuando satisfagas ciertas condiciones.

¿Qué hace al maíz palomero explotar?

Los granos de maíz palomero son almidón y humedad dentro de una cáscara hermética. Cuando se aplica calor al grano, la humedad dentro del grano se convierte en vapor. El vapor se expande hasta que sale a través del grano, ocasionando que el grano explote. Mientras tanto, el calor y la humedad dentro del grano convierte el almidón en líquido. Al explotar el grano, el almidón burbujea como bombas de jabón. Al tocar el aire, cambia de una masa burbujeante que es más líquida que sólida, a un sólido lleno de cámaras de aire, similar a la espuma de poliestireno (styrofoam). El grano al explotar es 40 por ciento más grande en volumen que el grano original.

El papel del calor

El maiz palomero explota de 445 a 450 grados F (229,4 a 232,2 ° C). Originalmente, los nativos Americanos explotaban el maíz palomero directamente en fogatas o lo mezclaban dentro de arena caliente que había sido calentada en una fogata. El resultado eran unas palomitas de maíz más rudas que las palomitas de maiz a las que los modernos consumidores están habituados. A principios del siglo XX, Charles T. Manley descubrió la combinación justa de calor y aceite necesaria para hacer explotar el maíz lo más esponjoso posible. Se dio cuenta de que el aceite era mejor conductor de calor hacia los granos que el aire. El aceite también hizo la distribución de calor más uniforme para que los granos explotaran antes de quemarse de un lado.

El papel de la humedad

Es esencial un nivel específico de humedad al explotar el maíz. El contenido óptimo de humedad en el maíz es de 13,5 por ciento. Los productores de palomitas de maíz comerciales usan hornos para secar el contenido de humedad del maíz al cosecharlo -- que es típicamente entre 20 y 25 por ciento -- al contenido ideal de humedad. Después sellan al vacío el maíz dentro de frascos o lo sellan en bolsas herméticas para mantener el contenido de humedad sin cambio, antes de que el maíz sea explotado.

Problemas en el horno

El problema con tratar de explotar el maiz en el horno es que el aire caliente del horno no calienta el grano efectivamente. El aire, en general, no transmite el calor eficientemente como el aceite, y el aire en reposo de un horno no es la corriente de aire caliente intensa, utilizada en una máquina de aire caliente para palomitas. En el horno, el grano toma tiempo para alcanzar la temperatura de explosión. Mientras el grano se calienta, también se está secando.

Preparación óptima en el horno

La mejor manera de preparar palomitas en el horno es hacer que las condiciones sean lo más parecidas posibles a la preparación sobre estufa. Calienta un horno holandés o alguna otra olla que retenga calor en el horno a 450 - 475 grados F (232,2 a 246,1 °C). Agrega aceite que tenga un punto de humo de al menos 475 a 500 grados F (246,1 a 260°C) y caliéntalo. Agrega el maíz a la olla, cierra la tapa y regresa la olla al horno. El maíz puede no explotar tan bien como en una estufa, porque el calor del horno no es tan concentrado como el calor de un quemador. Posiblemente se queme porque no puedes agitar la olla con el horno cerrado. Pero al menos algunos granos explotarán.

Más galerías de fotos



Escrito por susan peterson | Traducido por iliana koster