Cómo cocinar ñame de agua

Escrito por maxine wallace | Traducido por mariana palma
Desarrollada a partir de una batata tradicional, el ñame de agua tiene pigmentos naturales.

El ñame de agua está lleno de sabor y tiene un impactante color que da vida a cualquier plato en el que aparezca. Fácil de preparar, el ñame de agua puede convertir platos comunes y corrientes como pasteles, tortas y sopas en algo sofisticado y memorable. Cocínalo a temperatura moderada en el horno para volverlo placenteramente húmedo y listo para su inclusión en tu plato favorito.

Hornea los ñames

Precalienta el horno a 350 ºF. Perfora la piel de cada ñame con un tenedor para evitar que explote dentro del horno. Envuélvelos en papel de aluminio y colócalos en una asadera.

Coloca los ñames en el horno, sobre la rejilla central. Cocínalos durante 90 a 120 minutos o hasta que se sientan blandos al pincharlos con un tenedor.

Retira los ñames del horno y déjalos enfriar.

Hierve los ñames

Coloca los ñames en una olla y cúbrelos completamente con agua. Enciende la hornalla al máximo y pon a hervir el agua.

Cubre la olla y baja el fuego. Deja hervir a fuego lento durante 40 minutos.

Evalúa la cocción insertando un tenedor en un ñame. Si está cocido, se perforará fácilmente. Retíralos del fuego cuando estén listos y déjalos enfriar antes de pelarlos.

Asa los ñames

Precalienta el horno a 425 ºF. Corta los ñames en cubos de 1 pulgada y cúbrelos con aceite de oliva.

Acomoda los ñames sobre una asadera y colócalos en el estante del medio del horno. Ásalos durante 45 minutos o hasta que estén tiernos, dándolos vuelta una o dos veces durante la cocción para que se doren en forma pareja.

Retira la asadera del horno y agrega sal y pimienta antes de servir.

Consejo

Los ñames de agua son ligeramente más secos que los comunes. Agrega 1 o 2 cucharadas de agua a cualquier receta para horno que use este ingrediente y regula la consistencia de otras preparaciones para lograr el sabor y la textura deseados.

Advertencias

Refrigera los ñames que no hayas usado dentro de las 2 horas posteriores a la cocción para evitar que se pudran.