Cómo cocinar muslos de pollo en un horno de convección

Un horno de convección es una herramienta de cocina útil porque cocina más rápidamente que un horno convencional y produce carne más dorada y jugosa, según el sitio web Fine Cooking. Asar muslos de pollo en un horno de convección no es más difícil que cocinarlos en un horno tradicional, aunque necesitarás una temperatura más baja y el tiempo de cocción será menor.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Hoja para hornear
  • Aerosol de cocina antiadherente
  • Hierbas y especias
  • Bandeja para asar poco profunda
  • Termómetro para carne
  • Plato para servir

Instrucciones

  1. Precalienta el horno de convección a 325 grados Fahrenheit.

  2. Coloca los muslos de pollo en una hoja para hornear rociada con aerosol de cocina antiadherente. Condimenta los muslos de pollo con tus hierbas y especias favoritas como el romero (rosemary), polvo de ajo (garlic), comino (cumin) o tomillo (thyme).

  3. Transfiere la hoja para hornear al horno de convección precalentado. Coloca una bandeja para asar en la rejilla directamente debajo de los muslos de pollo; esto mejorará la circulación de calor en el horno.

  4. Asa los muslos de pollo hasta que el termómetro de carne insertado en la parte más gruesa de la pata indique una lectura de entre 170 y 175 grados Fahrenheit. Sin embargo, el tiempo de cocción total puede variar dependiendo de cuántos muslos estés cocinando a la vez.

  5. Quita los muslos de pollo del horno de convección, transfiérelos en un plato para servir y sírvelos inmediatamente.

Consejos y advertencias

  • Tus muslos de pollo se cocinarán alrededor de un 25 por ciento más rápido en un horno de convección que en un horno convencional, según el sitio web Fine Cooking.
  • Coloca una hoja para hornear separada con vegetales como patatas (potatoes), nabos (turnips), zanahorias (carrots) y cebollas (onions) en el horno de convección también y tendrás una comida lista para ser consumida rápidamente que se prepara fácilmente.
  • Experimenta con diferentes hierbas y especias para lograr diferentes sabores en los muslos de pollo. También puedes preparar tu macerado favorito y macerar los muslos por varias horas antes de ponerlos en el horno de convección.
  • Siempre verifica la temperatura interna de tus muslos de pollo antes de servirlos. Si no lo cocinas del todo corres el riesgo de sufrir algunas enfermedades como la salmonela.
  • Transfiere los muslos de pollo restantes al refrigerados tan pronto se enfríen a temperatura ambiente. Si los dejas fuera por demasiado tiempo, el pollo cocido podría desarrollar bacterias que podrían enfermarte.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por ana grasso