Cómo cocinar mijo sobre la estufa

A pesar de que el mijo es un alimento básico en la dieta en los continentes africano y asiático, es menos familiar en los Estados Unidos y sólo está disponible en mercados especializados o en la sección de alimentos naturales del supermercado. Los pequeños granos de mijo de color amarillo claro son ricos en nutrientes y tienen un sabor suave que se complementa con vegetales bien condimentados, ricos platos de carne, frijoles y otros alimentos picantes y con sabores intrépidos. El mijo es adecuado para las dietas sin gluten o cualquier plan de alimentación en el que sea bueno añadir una selección de granos. El método de cocinar con la tapa sobre la estufa para preparar mijos permite que incluso los cocineros principiantes añadan mijo a sus platos saludables.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Sartén para freir
  • Olla de cocción
  • Taza medidora
  • Cuchara
  • Agua
  • Caldo

Instrucciones

  1. Coloca una gran sartén u olla de cocción con una base amplia sobre la estufa. Pon el fuego en medio alto.

  2. Coloca una taza de mijo en la sartén mientras se calienta.

  3. Revuelve el mijo cada 30 a 90 segundos, aumentando la frecuencia a medida que la sartén se calienta y los granos se oscurecen. Continúa revolviendo hasta que estén tostados de manera pareja, de un color marrón claro dorado, y puedas oler su aroma suave y tostado.

  4. Vierte dos tazas y media de agua o algún líquido transparente, como caldo de pollo o vegetales, dentro de la sartén. Cúbrela con la tapa y baja el fuego a la mitad.

  5. Levanta la tapa y revuelve el mijo después de 15 minutos de cocción.

  6. Deja destapado para que la humedad se evapore mientras el mijo se cocina durante 10 a 15 minutos más para lograr una consistencia mullida, como de cereal.

Consejos y advertencias

  • Para lograr una consistencia más cremosa vuelve a tapar el mijo durante otros 20 a 25 minutos de cocción, revolviendo ocasionalmente y bajando el fuego si es necesario para que los granos no se peguen al fondo.
  • Si estás cocinando sémola de mijo en vez de mijo integral, aumenta la cantidad de líquido a tres tazas y cocínalos durante aproximadamente 20 minutos o hasta que el líquido se absorba completamente.
  • Mira bien el mijo al verterlo en la taza medidora para eliminar cualquier piedra o escombro pequeños que pueda haber quedado del proceso de descascarado y envasado.

Más galerías de fotos



Escrito por denise schoonhoven | Traducido por elizabeth funes