Cómo cocinar mijo para el desayuno

La avena reina como el grano más común para el desayuno, pero el mijo es otra opción de grano en las mañanas. El mijo es un grano pequeño, redondo que se puede encontrar en muchos mercados y algunas tiendas de comestibles. Viene pelado para mayor comodidad. Los mismos saborizantes que utilizas para la avena también trabajan con el mijo. Prueba diferentes frutas, frutos secos y especias dulces para crear un delicioso desayuno. Para mayor comodidad, haz una ración doble y guarda las sobras para que puedas recalentar al día siguiente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 1 cda. de aceite
  • Sartén
  • 1 taza de mijo
  • 2 tazas de agua
  • 1 cdta. de canela
  • 2 cdta. de azúcar
  • 1/4 taza de pasas
  • 1/4 taza de nueces picadas
  • Leche

Instrucciones

  1. Calienta la sartén a fuego medio. Añade el aceite y deja que se caliente. Añade el mijo a la sartén y revuelve mientras se cocina durante unos 3 minutos hasta que se dore.

  2. Vierte el agua en la cacerola con el mijo. Calienta hasta que el agua comience a hervir, baja el fuego y cocina a fuego lento los granos durante 30 minutos. Supervisa el mijo mientras se cocina para asegurarte de que no se quede sin agua antes de que los granos queden suaves y bien cocidos. Añade más agua si es necesario.

  3. Agrega la canela, el azúcar, las pasas y las nueces una vez que se haya cocido el mijo. Coloca la tapa en la olla y deja que los granos se cocinen durante otros cinco minutos con el fuego apagado.

  4. Sirve el cereal en cuencos individuales. Dale un último toque con un chorrito de leche y azúcar adicional si lo deseas. Añade la fruta fresca para nutrientes y sabores adicionales.

Consejos y advertencias

  • Usa leche de coco en lugar de leche regular para darle un sabor tropical. Añade coco rallado, frutas secas y nueces.
  • Reemplaza parte del agua con jugo para darle más sabor.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por mariana perez