Cómo cocinar mejillones con hinojo y salchicha

¿Buscas algo un poco diferente para la cena de esta noche? ¿Que tal una deliciosa combinación de mejillones, hinojo y salchichas? Los únicos sabores de los mejillones y el hinojo combinan el picante cálido de la salchicha para crear un platillo simple y elegante, así como lleno de nutrición.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Mejillones
  • Hinojo (fennel)
  • Tabla de cortar
  • Cuchillo
  • Salchicha
  • Cebolla
  • Ajo
  • Vino blanco
  • Tomates picados
  • Sartén grande con tapa

Instrucciones

    Ingredientes

  1. Escoge unos mejillones que tengan conchas intactas; si hay alguna rota o agrietada, deséchala. Asegúrate de que pasen la prueba del "golpe". Golpea la concha y si el mejillón se cierra, esto significa que está vivo, que es lo que deseas. Desecha las que no se abran. Para prepararlas para cocinarlas asegúrate de fregarlas y quitarles la barba.

  2. Busca hinojo que sea fresco, tenga hojas verdes y bulbo blanco y firme. Los tallos también deben ser largos y firmes. El hinojo fresco es algo fragante con un olor similar al regaliz (licorice). Dale a la planta una buena olida antes de comprarla. Utiliza una tabla de cortar y un cuchillo afilado para cortar el bulbo del hinojo (desechando las hojas verdes) para cocinarlo.

  3. Escoge unas salchichas que hayan sido recién molidas y tengan un buen color rosa o haz las tuyas con tu propio cerdo, pollo o pavo molido magro y tu propia mezcla de condimentos. Las salchichas de pollo y pavo son opciones más saludables con menos calorías. Quítales la piel.

    Cocción

  1. Prepárate asegurándote de tener todos los ingredientes listos. Otros ingredientes que debes tener a la mano son: cebolla y ajo picado, vino blanco, aceite de oliva y tomate picado.

  2. Dora la salchicha en una sartén grande a fuego medio hasta que ya no esté rosa. Retira la salchicha de la sartén y escúrrela sobre una toalla de papel. Limpia la sartén.

  3. Saltea las cebollas, el ajo y el hinojo a fuego medio sobre aceite de oliva por tres a cinco minutos o hasta que se suavice y luego agrega los tomates y cocínalo todo por uno o dos minutos más.

  4. Vierte el vino blanco y agrega los mejillones. Cubre la sartén y cocínalo por cerca de cuatro minutos o hasta que los mejillones se hayan abierto.

  5. Retira la sartén del fuego y agrega la salchicha cocida. Si lo deseas, condimenta con pimienta negra fresca y sal marina. Sírvelo de inmediato y asegúrate de desechar los mejillones que no se hayan abierto durante la cocción.

Consejos y advertencias

  • Sirve este platillo sobre una pasta integral o con un pan tostado con ajo para completar la comida. Para expandir los ingredientes agrega espinaca fresca cuando agregues los mejillones.

Más galerías de fotos



Escrito por perry miller | Traducido por alejandra rojas