Cómo cocinar un medio pollo

El pollo es una carne muy versátil que se puede cocinar de muchas formas para lograr diferentes sabores. Puedes cocinar ya sea un pollo completo, medio pollo o varias piezas. Es una carne nutritiva, baja en grasa, con mucha proteína, niacina, potasio, ácido fólico y vitamina A y al cocinarlo al horno es una de las formas más saludables de prepararlo. Un pollo horneado es ideal para dos personas, si no quieres que queden sobras. Puedes comprar medio pollo o uno completo, cortarlo tú misma y congelar la otra mitad para usarlo después.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Molde para horno
  • Aceite de oliva o mantequilla
  • Especias
  • Servilletas de papel

Instrucciones

  1. Debes precalentar el horno a 400°F (200°C).

  2. Lava el medio pollo con agua y sécalo con servilletas de papel.

  3. Engrasa el molde para horno con aceite de oliva o mantequilla en el fondo del molde.

  4. Frota todo el pollo con aceite de oliva o mantequilla suavizada, también puedes hacerlo con una brocha.

  5. Prepara el pollo con tus especias favoritas. Deja la piel para que la carne sea más jugosa. Cubre todo el pollo.

  6. Coloca el medio pollo en el molde para horno con la cavidad abierta del pollo hacia abajo.

  7. Hornea a 400°F (200°C) durante 15 minutos para que la pie se dore. Baja la temperatura a 350°F (180°C) para el tiempo que le falta.

  8. Cocínalo aproximadamente 20 minutos más por cada libra.

  9. Revisa la temperatura del pollo con un termómetro para carne, colócalo en la parte que es sólo carne. La temperatura interna debe alcanzar los 165°F a 180°F (74°C a 82°C).

  10. Saca el pollo del horno cuando esté listo y déjalo reposar de 5 a 10 minutos antes de cortarlo. Esto permite que los jugos se redistribuyan a través de la carne para que se mantenga jugosa.

Consejos y advertencias

  • Un molde de vidrio hará que la carne se cosa más rápido.
  • Se pueden usar los restos del fondo del molde para hacer una salsa para carne. Si compras un pollo completo puedes utilizar las partes extras, como la molleja, el corazón y el pescuezo para hacer caldo de pollo.
  • Lávate bien las manos después de haber agarrado el pollo crudo y limpia muy bien tu área de trabajo también.
  • Ten cuidado con la contaminación cruzada y con lo que el pollo crudo toca.
  • No mantengas la puerta del horno abierta mientras revisas el pollo; esto hará que la temperatura del horno se reduzca y el pollo tarde más tiempo en cocinarse.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole adams | Traducido por yarzeth ayala