Cómo cocinar maíz fresco congelado

El maíz (corn) fresco congelado añade color, textura y una dulzura natural a cualquier comida. Según el University of Maryland Medical Center, la mayoría de las verduras se congelan inmediatamente después de ser cosechadas, ya que es cuando su valor nutricional está en su punto más alto. Hervir el maíz congelado sumergiéndolo totalmente en agua hasta que esté blando es una buena manera de arruinar ese comienzo saludable. Sin embargo, cocinar maíz congelado no es complicado. Con el método adecuado, o pelándolo y con una sincronización cuidadosa, puedes tener una nutritivo y delicioso alimento en cuestión de minutos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Olla
  • Agua
  • Cuchara de madera
  • Colador o tamiz
  • Sal, pimienta o especias

Instrucciones

  1. Coloca una olla pequeña a mediana sobre el hornillo y llénala con no más de 1 a 2 pulgadas de agua. Espera que hierva a borbotones. Es importante que el agua no cubra completamente el maíz.

  2. Agrega el maíz congelado. Este método funciona tanto para maíz en grano suelto como para maíz en mazorca; solamente ajusta el tamaño de la olla para que las mazorcas se cocinen en una sola capa. Cuida que el agua no cubra el maíz; no quieres que hierva el agua con el maíz completamente sumergido.

  3. Mantén el maíz en movimiento revolviéndolo o re-acomodándolo mientras se cocina. Esto evita que esté sumergido por más de unos pocos segundos a la vez, lo que ayuda a conservar su textura, sabor y nutrientes de manera opuesta a hervirlo completamente tapado por el agua. Los granos sueltos de maíz deberían cocerse en no más de tres a cinco minutos. Las mazorcas pueden tardar de cinco a siete minutos.

  4. Prueba si el maíz está cocido con un tenedor. El maíz debería estar blando pero no muy aguado.

  5. Escurre el maíz en un colador y condiméntalo con sal, pimienta o la especia que prefieras.

Consejos y advertencias

  • Añade pimientos verdes y rojos picados (red and green pepers), cebollas y frijoles negros (black neans) de lata a los granos de maíz para hacer un plato de acompañamiento rápido y colorido.
  • Nunca cocines de más el maíz porque sus azúcares naturales se convertirán en almidones, produciendo una textura blanda desagradable.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por frances criquet