Cómo cocinar lentejas bajas en grasa en una olla de cocción lenta

Las lentejas son naturalmente bajas en grasas y altas en fibra dietaria, ácido fólico y magnesio, haciendo que sean una excelente adición a tu dieta. Estas nutritivas legumbres son también fuente de proteínas, hierro, fósforo y cobre. Si bien las lentejas pueden ser cocinadas rápidamente sobre una estufa, muchos prefieren prepararlas con especias y hierbas en una olla de cocción lenta, como acompañamiento o como parte de un platillo principal.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Colador
  • Agua o caldo bajo en grasas
  • Vegetales
  • Condimentos y especias

Instrucciones

  1. Esparce las lentejas en un plato de papel o toalla de papel. Examínalas y retira cualquier piedra pequeña o residuos de la cosecha.

  2. Viértelas en un colador y enjuágalas debajo de agua tibia hasta que el agua salga limpia. A diferencia de otras legumbres, como las judías secas, las lentejas no deben ser hidratadas antes de ser cocinadas.

  3. Coloca las lentejas ya lavadas en la olla de cocción lenta. Añade entre 1 1/2 y 2 veces el volumen de las lentejas en líquido, si es que las utilizarás para un acompañamiento. Puedes utilizar agua o caldo bajo en grasas.

  4. Añade vegetales, tal como zanahorias picadas, ajo, cebollas y otros vegetales de raíz. Mejora el sabor agregando tomates enlatados y trozos de pollo. Para una sopa o estofado de lentejas, añade más líquido para que haya más caldo.

  5. Condimenta las lentejas con especias indias o italianas. No agregues sal hasta los últimos 10 o 15 minutos de cocción, ya que la sal puede endurecer a estas legumbres.

  6. Cocina las lentejas en la configuración baja durante seis a siete horas, o en la configuración alta durante tres a cuatro horas.

Consejos y advertencias

  • Las lentejas rojas y naranjas no retienen su forma luego de ser cocinadas, y suelen ser utilizadas para espesar sopas y estofados. Las lentejas marrones comunes retienen su forma, pero se vuelven blandas cuando se las sobrecocina. Las lentejas negras, verdes y las francesas Le Puy retienen su forma mucho mejor tras cocinarlas, haciendo que sean la mejor elección para las ensaladas.

Más galerías de fotos



Escrito por nannette richford | Traducido por andrés marino ruiz