Cómo cocinar lentamente unas costillas de cerdo en el horno

Las costillas de cerdo son un corte de carne popular en la cocina asiática y norteamericana. Es un corte de carne de la caja torácica del cerdo e incluye la carne y los huesos. Hay bastantes variedades de costillas disponibles y están etiquetadas de acuerdo al área de la caja torácica de donde provienen. Las diferentes áreas de las costillas ofrecen diferentes sabores y texturas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • 2 libras de costillas de cerdo
  • Cuchillo afilado
  • Olla de presión
  • 1/2 taza de agua
  • 4 cucharadas de vinagre
  • 2 cucharadas de salsa soya
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de jerez
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 1 cucharadita de jengibre molido (ginger)
  • 1/2 cucharadita de anís de estrella molido (star anise)
  • 6 dientes de ajo finamente picados
  • Colador
  • Bandeja para asar
  • Brocha para untar
  • Plato para servir

Instrucciones

  1. Precalienta tu horno.

    Lava tus manos con agua caliente y jabón. Precalienta tu horno a 350 grados Fahrenheit.

  2. Corta las costillas.

    Lava las costillas debajo de un chorro de agua fría y sécalas con unas toallas de papel. Corta las costillas en porciones individuales, utilizando un cuchillo afilado.

  3. Pon las costillas en la olla de presión.

    Coloca las costillas en la olla de presión. Agrega 1 1/2 taza de agua acompañada de 2 cucharadas de vinagre. Asegura la tapa de la olla y coloca el fuego alto en la estufa.

  4. Mezcla esta salsa.

    Mezcla el vinagre, salsa soya, miel, jerez, aceite vegetal, jugo de limón, jengibre, ajo y anís de estrella en un tazón mediano, utilizando una cuchara. Coloca esta salsa a un lado.

  5. Calienta las costillas por 15 minutos.

    Retira las costillas del fuego después de 15 minutos y permite que la olla se enfríe por completo antes de remover la tapa.

  6. Escurre las costillas.

    Escurre bien las costillas en un colador.

  7. Humedece las costillas con la salsa.

    Coloca las costillas en una bandeja para hornear y vierte la salsa hecha en el Paso 4 sobre las mismas. Revuélvelas con un tenedor para que queden bien cubiertas.

  8. Hornea tus costillas.

    Hornea las costillas por 15 minutos, úntalas con la salsa utilizando una brocha para untar y hornéalas por otros 15 minutos.

  9. Sirve tus costillas.

    Aumenta el calor en el horno a 400 grados Fahrenheit. Hornea las costillas por otros 20 minutos o hasta que el glaseado se oscurezca y quede menos líquido. Retíralas del horno y sírvelas en un plato.

Más galerías de fotos



Escrito por becca hubbard-woods | Traducido por alejandra rojas