Cómo cocinar judías de manteca de la huerta

Si tienes una huerta hogareña de judías de manteca, considérate afortunado. Las judías de manteca -que suelen ser amarillas pero que también pueden ser púrpuras o verdes- son bajas en grasas, altas en fibra dietaria y ricas en nutrientes como la vitamina A. Con un sabor más suave y una textura más firme que las judías verdes, las judías de manteca pueden ser cocidas de diferentes maneras. Para preservar los nutrientes solubles en agua como la vitamina C, sin embargo, deberías elegir métodos que no impliquen demasiado contacto con el agua, aconseja la University of Maine.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Colador
  • Cuchillo, opcional
  • Plato grande
  • Toallas de papel
  • Olla grande con tapa hermética
  • Vaporera
  • Bandeja para horno con bordes
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Bol apto para microondas
  • Envoltorio plástico
  • Cuchara
  • Espátula o cuchara de madera
  • Condimentos o salsas, según tu preferencia

Instrucciones

    Preparar las judías

  1. Coloca las judías de manteca en un colador. Enjuágalas bien bajo agua corriente fría.

  2. Corta las puntas del tallo de cada judía. Corta las judías en trozos más pequeños, si lo deseas.

  3. Deja las judías a un costado sobre un plato grande. Sécalas con toallas de papel.

    Cocer las judías al vapor

  1. Llena una olla grande con 1 o 2 pulgadas (2,5 cm o 5 cm) de agua. Coloca la vaporera dentro de la olla.

  2. Coloca las judías de manteca en la vaporera. Hierve el agua a fuego alto.

  3. Cuece al vapor durante cuatro a seis minutos. Retira las judías y fíjate si están cocidas a tu gusto.

    Asar las judías

  1. Coloca las judías de manteca en una bandeja para horno con bordes. Rocíalas con sal, pimienta y una pequeña cantidad de aceite de oliva.

  2. Acomoda las judías de manera que queden en una sola capa sobre la bandeja y no se superpongan entre sí. Asa las judías durante 25 minutos.

  3. Retira la bandeja del horno. Deja que se enfríen un poco, luego prueba varias de ellas para asegurarte de que estén bien cocidas a tu gusto.

    Cocer las judías en el microondas

  1. Coloca las judías en un bol apto para microondas. Añade agua, usando aproximadamente dos cucharadas por cada 1 1/2 libra de judías que piensas cocinar.

  2. Cubre el bol con envoltorio plástico. Cocina las judías en la configuración más alta durante dos minutos.

  3. Destapa las judías y revuélvelas. Vuelve a colocar el envoltorio plástico y continúa cociéndolas en alto en intervalos de un minuto, revolviendo después de cada uno de ellos, hasta que las judías estén tan tiernas como te gusten.

    Freir las judías

  1. Calienta una pequeña cantidad de aceite en una sartén o un wok. Coloca las judías de manteca en el aceite.

  2. Revuelve las judías constantemente usando una espátula o cuchara de madera. Fríelas entre dos y tres minutos.

  3. Añade condimentos, especias o salsas, según lo desees, como sal, pimienta, ajo, jengibre, vinagre o salsa de soja. Continúa friendo las judías, revolviéndolas constantemente, durante aproximadamente cuatro minutos más.

Consejos y advertencias

  • Después de cocerlas, las judías de manteca pueden ser colocadas en un bol lleno de agua helada, enjuagadas y luego refrigeradas durante dos días.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por maría marcela mennucci