Cómo cocinar un jamón húmedo con papel aluminio

El jamón se hace con las patas delanteras del cerdo, mientras que las patas traseras sirven para hacer hombro de cerdo. La porción trasera del jamón tiende a ser más delgada mientras que la parte del hueso es más fácil de cortar. Los jamones se venden frescos o listos para comerse. El cerdo debe alcanzar una temperatura interna alta para eliminar cualquier microorganismo que pudiera estar presente en la carne. Cocinar tu jamón con papel aluminio ayuda a mantenerlo húmedo y suave.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Jamón
  • Papel aluminio
  • Glaseado (opcional)
  • Charola para hornear

Instrucciones

  1. Elige un jamón fresco o listo para comer. Los jamones listos para comerse, como algunos de corte espiral que venden en tiendas de especialidades y los jamones enlatados, no necesitan cocinarse; aún así, necesitan calentarse. Los jamones frescos que necesitan ser cocinados tendrán una etiqueta de manejo seguro. Puedes guardar el jamón crudo de tres a cinco días en el refrigerador o hasta por seis meses en el congelador.

  2. Descongela el jamón antes de cocinarlo. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, puedes descongelarlo en el refrigerador, con agua fría o en microondas.

  3. Envuelve el jamón en papel aluminio y ponlo en una sarten o charola para hornear. Pon dos tiras largas de aluminio en la encimera formando una cruz. Centra el jamón en el aluminio y envuélvelo alrededor, sellándolo por encima y en las orillas. Los jugos del jamón se soltarán durante el cocimiento, así que asegúrate de que el aluminio forme un tazón holgado alrededor de la base del jamón y la parte de arriba del aluminio esté sellada para evitar que la humedad escape.

  4. Calienta el jamón exhaustivamente. El jamón listo para comer puede ingerirse a temperatura ambiente o calentarlo ligeramente antes de servirlo para obtener una carne con más sabor y humedad. El jamón fresco debe ser cocinado hasta que la temperatura interior alcance un mínimo de 160 °F. La USDA recomienda cocinar un jamón completo con hueso de 22 a 26 minutos por libra y media, el jamón con hueso de 35 a 40 minutos por libra.

Consejos y advertencias

  • Los jamones pueden ser cocinados a temperaturas tan bajas como 250 °F o tan altas como 350 °F. Cocinarlo a temperaturas más bajas toma más tiempo pero obtendrás un jamón más húmedo. No abras el aluminio mientras el jamón se esté cocinando.
  • Para añadir humedad o dar sabor, vierte glaseado, sazonadores o líquidos como agua, ginger ale o jugo de naranja, sobre el jamón antes de sellar el aluminio. Para una costra dulce, vierte una mezcla de azúcar moreno sobre el jamón o adorna con piñas, clavos u otros ingredientes.
  • Deja que el jamón repose en sus propios jugos y alcance temperatura ambiente antes de rebanarlo.
  • Nunca descongeles jamón en la encimera porque parte de la carne podría alcanzar una temperatura lo bastante alta como para permitir que las bacterias crezcan. No cocines parcialmente el jamón u otros productos de cerdo para después refrigerarlos pues cualquier bacteria presente podría no haber sido destruida. No cocines el jamón a menos de 200 °F.

Más galerías de fotos



Escrito por viola horne | Traducido por lou merino