Cómo cocinar huevas de bacalao

Las huevas de bacalao, a menudo confundidas con el caviar, son consideradas una delicia en ciertos países, como Noruega. La hueva dura son los huevos sin fertilizar del bacalao hembra, y la hueva suave es el esperma del bacalao macho. Esta comida es poco común en los Estados Unidos, y es una desgracia, ya que tiene un sabor delicado y distintivo. Aunque algunas veces la hueva de bacalao se come cruda, la mayoría de veces se hierve y luego se empana y fríe. Ya que freírla aumenta la grasa y las calorías, sólo hazlo de vez en cuando y consume pocas cantidades.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Colador
  • Olla
  • Jugo de limón
  • Cuchillo pelador pequeño
  • Sartén
  • Aceite de cocina o mantequilla
  • Huevo batido
  • Migas de pan
  • Cuchara ranurada
  • Plato
  • Toallas de papel

Instrucciones

  1. Coloca la hueva de bacalao en el colador y enjuágala bien.

  2. Coloca la hueva en la olla y llénala con suficiente agua para cubrir la hueva por completo. Rocía algo de sal.

  3. Coloca la olla sobre fuego medio y deja que hierva.

  4. Hierve hasta que la hueva se ponga blanca, como recomienda Alicia Wilkinson, autora de "The Complete South African Fish and Seafood Cookbook".

  5. Quita la hueva del fuego y cuélala con ayuda del colador.

  6. Rebana la hueva con el cuchillo pelador.

  7. Calienta una cucharadita más o menos de mantequilla o aceite en la sartén.

  8. Pasa las rebanadas de hueva por el huevo batido y luego por las migas de pan.

  9. Fríe la hueva de bacalao cubierta hasta que esté dorada y crujiente.

  10. Quita la hueva del sartén usando una cuchara ranurada. Pon las piezas en un plato forrado con toallas de papel y deja que se drene por dos o tres minutos antes de servir.

Consejos y advertencias

  • Pon un poco de jugo de limón sobre la hueva cocinada. Wilkinson sugiere rociar un poco de pimienta negra para resaltar el sabor.
  • Sazona las migas de pan con tus hierbas y especias favoritas para resaltar el sabor de la hueva de bacalao. Perejil seco (parsley), ajo deshidratado, comino (cumin), cilantro (coriander) y salvia (sage) son unas cuantas opciones para probar.
  • Esparce la hueva cocinada sobre una tostada o hazla puré con aceite de oliva, hierbas y especias, y sírvela como aderezo para acompañar pan pita o vegetales frescos.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez