Cómo cocinar al horno una berenjena entera

Escrito por brynne chandler | Traducido por eliana caruso
Las berenjenas que se hornean enteras están naturalmente libres de grasa.

Las berenjenas contienen una variedad de vitaminas y minerales que hacen que esta verdura sea un buen complemento para una dieta saludable. Al hornear la berenjena completa, la pulpa de su interior adquiere una consistencia mantecosa y suave tan versátil como sabrosa. La berenjena es porosa y absorbe gran cantidad de aceite, así que si la cocinas entera, será una manera excelente de evitar añadir más grasa. Hornear las berenjenas es bastante sencillo y no requiere de equipamientos o herramientas elaboradas. Deja que la berenjena se enfríe por completo antes de pelarla y ten cuidado del vapor que despide cuando la cortas para abrirla.

Lava bien la berenjena y sécala con toallas de papel.

Precalienta el horno a 400 grados Fahrenheit.

Rocía una placa para horneado con rociador de cocina anti-adherente. La berenjena puede desinflarse y asentarse un poco durante la cocción y esto ayudará a que la piel no se adhiera.

Pincha la berenjena unas seis o siete vece por toda la piel. Esto permitirá que el vapor escape y que la berenjena no se parta.

Coloca la berenjena en la placa de horneado e introdúcela en el horno caliente. Hornéala durante 30 a 40 minutos o hasta que pinches en ella un tenedor y se deslice sin resistencia.

Consejo

Rocía un poco de aceite de oliva sobre la berenjena, asegurándote de aplicar un poco en las pinchaduras para realzar el sabor.

Advertencias

Nunca hornees una berenjena sin pincharla.