Cómo cocinar hamburguesas en un horno de convección

Para la mayoría de los estadounidenses las hamburguesas son al mismo tiempo clásicos de su dieta diaria y placeres culposos. Por suerte, ahora podrás disfrutar de una hamburguesa libre de culpa cuando cocines tu propia carne en un horno de convección y puedas ignorar las variedades que cuestan 99 centavos y que son apodadas "ataque cardiaco en una bolsa". Las hamburguesas preparadas en un horno de convección, que cocina la comida de una manera más pareja que un horno convencional, constituyen una comida rápida y fácil para los días de lluvia, o para cuando simplemente no te sientes con ánimo de batallar con el asador. Si decides usar carne molida etiquetada como "para hamburguesas", recuerda que pueden contener hasta un 30% de grasa, según las especificaciones de la USDA. Para lograr una hamburguesa menos engordadora, puedes utilizar mejor carnes más magras, como la carne molida de pollo o pavo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Carne molida
  • Condimentos al gusto
  • Papel aluminio
  • Pan para hamburguesa
  • Condimentos para hamburguesa

Instrucciones

  1. Precalienta tu horno de convección a 450 grados Fahrenheit.

  2. Combina la carne molida y los condimentos de tu elección en un tazón grande. Entre los ingredientes sugeridos para esta receta se incluyen la salsa Worcestershire, mezcla para sopa de cebolla, queso rallado, cebollas picadas, chalotes picados, salsa para filetes, ajo picado y hierbas secas. Usa tus manos para mezclar los ingredientes hasta que estén bien combinados.

  3. Divide la mezcla en cuatro partes y forma las hamburguesas. Comienza formando unas bolitas con las porciones. Aplana las bolas con la palma de tu mano hasta que cada una sea de más o menos 3/4 de pulgada de ancho.

  4. Presiona con tu pulgar el centro de cada hamburguesa para crear una hendidura, las hamburguesas se expanden al cocinarse, así que este truco les ayudará a mantener su forma aplanada.

  5. Recubre una charola para hornear con papel aluminio. Coloca las hamburguesas en la charola. Cocínalas por 30 minutos o hasta que alcancen una temperatura interna de 160 grados Fahrenheit.

  6. Remueve las hamburguesas del papel aluminio con una espátula inmediatamente después de cocinarse. Habrá escurrimientos de la carne sobre el papel; permite que el papel se enfríe antes de enrollarlo y tirarlo.

  7. Sirve las hamburguesas en panes integrales con aderezos y acompañamientos como lechuga, tomates, cebolla o aguacate.

Consejos y advertencias

  • De acuerdo con la USDA, la carne molida deberá cocinarse hasta que alcance una temperatura interna de 160 grados F; si la hamburguesa incluye carne molida de pollo, deberá cocinarse hasta que alcance la temperatura de 165 grados F.

Más galerías de fotos



Escrito por alison datko | Traducido por reyes valdes