Cómo cocinar una hamburguesa en el horno tostador

A lo largo de su extensa y documentada historia, la hamburguesa (de la cual pueden rastrearse sus orígenes hasta mediados del 1800 en Hamburgo, Alemania) ha aparecido en incontables variaciones culinarias, desde las simples hamburguesas con queso, a intrincadas preparaciones aderezadas con vegetales exóticos y pan artesanal. Mientras que la hamburguesa parece adecuada para cocinarse en un horno tradicional o un sartén de hierro, el asar tu carne en un horno tostador a menudo logra resultados similares a los que se consiguen en un asador de jardín, logrando un terminado crujiente con un centro tierno.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Carne molida
  • Condimentos
  • Charola para hornear pequeña
  • Papel aluminio
  • Aceite en aerosol para cocinar
  • Guantes para cocina
  • Espátula

Instrucciones

  1. Coloca la rejilla de tu tostador tan cerca como sea posible a su elemento calentador y precalienta el horno en su configuración de asador. Da a la carne molida la forma de unas hamburguesas redondas y planas de más o menos 6 u 8 onzas cada una. Agrega los condimentos de tu elección, si así lo deseas. Sal, pimienta, ajo en polvo, paprika y cebolla en polvo, son todos condimentos probados, mientras que opciones como hongos secos, mostaza dijon, migas de pan con hierbas, tomillo, alcaparras o salsa de carne, todos pueden representar sabores nuevos y distintivos.

  2. Recubre una pequeña charola para hornear con papel aluminio, humedécela un poco con aceite en aerosol y coloca las hamburguesas en el centro de la charola, a espacios regulados. Abre cuidadosamente el horno y, usando unos guantes, mete la charola en el horno, sobre la rejilla.

  3. Asa las hamburguesas hasta que su parte superior tenga una agradable apariencia dorada. Abre el horno y voltea cuidadosamente las hamburguesas con una espátula. Permíteles cocinarse por más o menos 1 minuto más. Para dos hamburguesas término medio, se requerirá un tiempo de cocinado de 8 minutos; unas hamburguesas más crudas requerirán de menos tiempo, mientras que para unas bien cocinadas se requerirá de más tiempo. Tu tiempo también variará, dependiendo del grosor de la misma.

Consejos y advertencias

  • Para unas hamburguesas con queso, agrega unas rebanadas de queso tipo americano por cerca de un minuto antes de que la carne termine de asarse.
  • Si lo que quieres es una hamburguesa tierna con una cubierta dorada, intenta sellarlas primero en una sartén para después terminarlas en el horno tostador.
  • Una hamburguesa con el centro rosado es segura de comer, a menos que el centro se sienta frío. La temperatura interna de la hamburguesa deberá ser de 160 grados Fahrenheit antes de ser segura de comer, así que ten un termómetro para alimentos a la mano.

Más galerías de fotos



Escrito por dan ketchum | Traducido por reyes valdes