Cómo cocinar frijoles pallares grandes en una olla de cocción lenta

Como su nombre sugiere, los frijoles pallares (lima beans) grandes son una versión grande de esta leguminosa verde pálido. Tienen hasta una pulgada de largo, un sabor suave y cremoso y una textura mantecosa. Son ricos en nutrientes también. Una porción de 1/2 taza proporciona 5 gramos de fibra y 6 gramos de proteína sin nada de grasa ni colesterol. Prepararlos en una olla de cocción lenta en vez de comprarlos en lata también te permite controlar el nivel de sodio. Los pallares son un atractivo plato de acompañamiento, especialmente mezclados con maíz y tomates formando un sabroso succotash. También pueden utilizarse como base de una reconfortante ensalada. Añade vegetales crudos picados y mézclalos con tu aderezo favorito para hacer una comida sana y rápida.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Frijoles pallares grandes secos
  • Colador
  • Bol grande
  • Aromatizantes (opcional)
  • Sal y pimienta

Instrucciones

  1. Revisa los frijoles y retira los residuos y granos quebrados. Enjuágalos en un colador con agua corriente fría.

  2. Remoja los frijoles para reducir las indigestiones y acelerar el proceso de cocción. Coloca los frijoles en un bol grande y cúbrelos con 3 pulgadas de agua fría. Déjalos remojar a temperatura ambiente al menos durante 8 horas.

  3. Acelera el proceso de remojo hirviéndolos rápidamente primero si estás apurado. Pon los frijoles en una olla grande y cúbrelos con 3 pulgadas de agua fría. Lleva a hervor y deja que hiervan durante 3 minutos antes de retirarlos del fuego. Cúbrelos y déjalos remojar a temperatura ambiente durante una hora.

  4. Escurre los frijoles de su agua de remojo y colócalos en tu olla de cocción lenta. Si lo deseas, echa unos aromáticos para saborizar. Unas cebollas en cuartos, hojas de laurel (bay leaves) y dientes de ajo enteros añadirán sabor. Vierte agua como para cubrirlos dos pulgadas.

  5. Tapa la olla y ponla en máximo. Deja que los frijoles se cocinen durante dos horas o hasta que estén blandos a tu gusto. Condiméntalos con sal y pimienta antes de servirlos.

Más galerías de fotos



Escrito por irena eaves | Traducido por frances criquet