Cómo cocinar frijoles mungo

Si alguna vez has comido los brotes blancos gruesos de soja localizados en la sección de productos vegetales de tu tienda de comestibles, has visto una forma de frijol mungo. En su forma más general y seca, los frijoles mungo son pequeños y redondos. Los granos sin pelar son de color marrón, mientras que los granos pelados pueden ser de color amarillo, verde o negro. En la cocina asiática, el frijol mungo es un componente esencial del curry, fideos de hilo de frijol y el plato tradicional de la India conocido como dal. Ningún tipo de frijol mungo requiere remojo previo, pero la forma más rápida de cocinar son los frijoles mungo divididos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Frijol mungo dividido o a la mitad
  • Colador o tamiz
  • Olla grande con tapa hermética
  • Olla de presión
  • Aceite de canola

Instrucciones

    En la estufa

  1. Pon los frijoles en un colador o tamiz. Lava los frijoles bajo agua corriente y fría. Retira y desecha todos los granos descoloridos, restos o trozos de piedra.

  2. Pon los frijoles en una olla grande. Vierte 3 tazas de agua fría por cada 1 taza de frijoles mungo secos que vas a utilizar.

  3. Lleva el agua a ebullición. Baja el fuego para permitir que la mezcla hierva a fuego lento y pon la tapa de la cacerola en su lugar. Cocina hasta que los granos hayan alcanzado el nivel deseado de suavidad, de unos 20 a 30 minutos.

  4. Escurre los frijoles y utilízalos como lo desees.

    En la olla de presión

  1. Pon los frijoles mungo en un colador o tamiz. Enjuaga bajo agua corriente y fría. Retira y desecha todos los granos descoloridos, restos o trozos de piedra.

  2. Pon los frijoles en una olla grande. Vierte 3 tazas de agua fría por cada 1 taza de frijoles mungo secos a utilizar. Añade una cucharada de aceite de canola.

  3. Coloca la tapa de la olla en su lugar y llévala a alta presión con fuego alto. Baja a fuego medio y cocina los frijoles mungo de 6 a 8 minutos.

  4. Deja que la presión disminuya a la normal antes de retirar la tapa de la olla y revisa si los frijoles están listos.

  5. Retira la tapa de la olla, regresa a presión alta y cocina por dos minutos más si los frijoles no estuvieran tan suaves como quisieras.

  6. Retira los frijoles mungo y utilízalos como desees.

Consejos y advertencias

  • Por cada taza de frijoles mungo secos tendrás 3 tazas de frijoles cocidos. Si obtienes más frijoles cocidos de los que vas a utilizar, almacena el sobrante en un contenedor hermético cubierto con su líquido de cocción. Se mantendrán bien en refrigeración por cinco días o hasta seis meses en congelación.
  • Utiliza frijoles mungo cocidos en sofritos, como cubierta para bruschetta, en ensaladas de verduras mixtas o ensaladas de pastas o como ingrediente en hamburguesas vegetarianas de frijoles.
  • Sustituye con frijoles mungo divididos en cualquier receta que requiera lentejas o guisantes a la mitad.
  • Cuando utilices una olla a presión para preparar frijoles mungo, asegúrate de seguir cuidadosamente las instrucciones incluidas con tu marca específica de olla a presión.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por mayra cabrera