Cómo cocinar un filete de Nueva York en una parrilla George Foreman

Una parrilla George Foreman tiene dos placas de asar que te permiten cocinar un filete de Nueva York dos veces más rápido ya que no tienes que dar vuelta la carne durante el proceso de cocción. Este filete, proveniente de las costillas cortas primarias justo detrás de las costillas, es un corte relativamente magro, pero con suficiente grasa veteada para mantenerlo jugoso. Las parrillas George Foreman permiten que la grasa se escurra de la carne, lo que también puede privar a ésta de algunos de los jugos; pero el filete de Nueva York es lo suficientemente tierno y jugoso para no perder el sabor como resultado de este proceso.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Condimentos y especias surtidas
  • Pincel de cocina
  • Termómetro para carne
  • Plato para servir

Instrucciones

  1. Sazona el filete de Nueva York a tu gusto. Los puristas argumentan que un buen filete necesita poco más que sal y pimienta, pero puedes marinar la carne durante la noche para realzar su sabor. Los ingredientes de la marinada varían mucho, pero básicamente ésta requiere grasa como la de aceite de oliva o de sésamo, ácido como de vinagre balsámico o zumo de naranja, y condimentos y especias adicionales a tu gusto.

  2. Calienta previamente la parrilla George Foreman durante unos 5 minutos. Enchufa el cable a una toma de corriente y cierra la tapa mientras toma temperatura. Según el modelo, puede que tengas que activar un interruptor de alimentación o ajustar un dial para poner el calor al máximo. Coloca la bandeja de goteo en su lugar en la parte inferior de la placa de asar inferior justo antes de la cocción.

  3. Pincela ambas placas de asar con mantequilla o aceite de cocina o rocíalas con aceite en aerosol. Si lo deseas, puedes optar por pincelar la carne cruda generosamente con mantequilla o aceite para mantener el sabor concentrado en la carne.

  4. Coloca el filete de Nueva York en el último espacio de la parrilla con el largo de la carne en sentido transversal con respecto a las líneas elevadas de la placa de asar. Cierra la tapa de modo que la placa de asar superior entre en contacto con la parte superior de la carne. La tapa debe estar firmemente cerrada sobre la carne, pero no apliques mucha presión o exprimirás sus jugos sabrosos.

  5. Cocina la carne de 4 a 10 minutos, dependiendo del grosor y el nivel deseado de cocción. Levanta la tapa e inserta un termómetro de carne en la parte más gruesa del filete para comprobar el punto de cocción. Si prefieres un filete poco cocido, ásalo hasta que alcance una temperatura interna de 110 a 115 grados Fahrenheit. La carne está de poco cocida a término medio a 120 Fahrenheit, a punto medio entre 125 y 130 grados Fahrenheit, de medio a bien cocida entre 130 y 135 grados Fahrenheit y bien cocida en alrededor de 140 grados Fahrenheit.

  6. Pasa la carne a un plato para servir cuando alcance la temperatura interior deseada; déjala reposar durante 3 minutos para que los jugos puedan redistribuirse desde el centro del filete.

Consejos y advertencias

  • Los filetes de Nueva York comúnmente tienen de 2 a 2 1/2 pulgadas de grosor, pero pueden ser tan delgados como de 1 pulgada de espesor. Tarda más tiempo el centro de un filete de 2 1/2 pulgadas de grosor en alcanzar la temperatura interna deseada que un filete de 1 pulgada, por lo que siempre confía en un termómetro para saber cuándo la carne está cocida en lugar de depender del control del tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por amelia allonsy | Traducido por nieves fragola