Cómo cocinar un filete de lubina

Un filete de lubina, ya sea horneado, salteado o escalfado, es una entrada impresionante que agradará a los comensales que aman un pescado delicado, suave y cremoso. La lubina de nariz azul, la lubina blanca, la chilena y la negra son distintas especies de lubina. No importa que especie escojas, no abrumes el sabor delicado de la lubina con hierbas y especias fuertes. Empieza con el pescado más fresco posible; no debe oler a pescado, sino a océano. Compra de 1/3 a 1/2 libra de lubina para cada porción.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Sazonadores
  • Cuchillo
  • Tabla para cortar
  • Vegetales
  • Sartén para asar
  • Aceite para cocinar
  • Toalla de papel
  • Sartén para saltear
  • Líquido para cocinar

Instrucciones

    Lubina bellamente horneada

  1. Sazona los filetes de lubina con tu elección de hierbas y especias suaves, como eneldo (dill), limón, tomillo (thyme), perejil (parsley), estragón o albahaca (basil). Pica las hierbas y presiónalas en el filete. Guarda algo del sazonador para adornar el filete cuando esté listo. Las hierbas frescas mejoran los sabores de las hierbas cocinadas.

  2. Corta en juliana (pequeños palitos de tamaño uniforme) los vegetales como zanahorias, apio (celery), puerros (leeks) o chirivías (parsnips). Aléjate de los vegetales de sabores fuertes que puedan abrumar el delicado sabor de la lubina. Coloca los vegetales en el fondo del sartén para asar que rociaste con aceite para cocinar. Los vegetales serán la guarnición.

  3. Precalienta el horno a 425°F. Coloca la lubina sobre los vegetales. Hornea la lubina por 10 minutos por cada pulgada de grosor del filete. Por ejemplo, hornea un filete de 1 1/2 pulgadas por 15 minutos.

    Lubina simplemente salteada

  1. Rocía unas cuantas gotas de aceite para cocinar ligeramente saborizado como el aceite de semillas de girasol o de canola en el fondo de una sartén para saltear. Usa una toalla de papel para repartir el aceite en la superficie de la sartén. Usando este método reduce la cantidad de aceite que tienes que usar; sólo quieres lo suficiente para que el pescado no se pegue a la sartén.

  2. Calienta el sartén a fuego medio. Si el filete tiene piel, coloca el pescado con el lado de la piel viendo hacia arriba. Saltea por 3 a 5 minutos, dependiendo en el grosor del pescado. Baja el fuego y voltea el filete de lubina. Cocina por otros 3 a 5 minutos. Usa un tenedor y separa el filete gentilmente. El interior debe estar opaco y blanco.

  3. Desglasa la sartén con el vino que quieras (usa el mismo vino que servirás con el pescado) caldo de vegetales o agua y un poco de jugo de limón. Sirve esta salsa sobre el filete de lubina.

    Lubina perfectamente escalfada

  1. Lleva el líquido a punto de ebullición. Prueba con el vino blanco o caldo de pescado.

  2. Añade sazonadores. Ya que los sazonadores están en el agua y no en el pescado, usa más. Un buen puñado de perejil y eneldo no abrumara a la lubina. Añade vegetales de sabor suave, granos de pimienta negra (black peppercorns), cabezas de ajo, chalotes picados (scallions) u otros sazonadores de tu elección.

  3. Baja el fuego para que los ingredientes se cosan a fuego lento por 5 minutos. Coloca los filetes de lubina. Coce a fuego lento por 10 minutos por cada pulgada de grosor del filete o hasta que el pescado se deshaga fácilmente.

Consejos y advertencias

  • La lubina sobrante fría es un buen relleno para un emparedado (piensa en él como algo mejor que el atún).
  • El pescado debe cocinarse a una temperatura interna de 145°F, de acuerdo con el U.S. Department of Agriculture.

Más galerías de fotos



Escrito por katie jensen | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez