Cómo cocinar un filete escocés

Escrito por Natalie Smith | Traducido por Enrique Alejandro Bolaños Flores
El filetes escocés se conocen como chuletón o filete de costilla en los Estados Unidos.
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Un filete escocés es el corte de bife de carne que se encuentra debajo de las costillas de la vaca. Esta tierna porción de carne a menudo se une a las costillas para crear un asado de costilla parado, pero cuando se separa y se vende por separado, es un corte tierno y versátil de carne que puede asarse a la plancha, a la parrilla o hacer salteado. El filete escocés es un corte sabroso de carne de vacuno, y debido a que ya es tierno, no tiene por qué ser marinado. Cocínalo simple o añade un exquisito frotamiento para carne para acentuar el sabor de la carne de vacuno.

A la parrilla

Saca los filetes escoceses de la nevera, y permite que se calienten a temperatura ambiente. Permitir que la carne se caliente ayuda a evitar que se seque en la parrilla.

Cepilla las rejillas de la parrilla con aceite de oliva con un pincel de cocina.

Calienta la parrilla a fuego medio alto, o 400 grados Fahrenheit.

Frota los filetes con el condimento o frotamiento, y colócalos en la parrilla. Asa los filetes durante cuatro minutos por cada lado, para un bistec casi crudo, o cinco minutos por cada lado para un bistec a término medio. El tiempo necesario para asar tus carnes depende de su tamaño y grosor.

Toma los filetes de la parrilla e inserta el termómetro de carne en el centro de cada uno. Deben registrarse 115 grados Fahrenheit para casi crudo, 125 para entre término medio y casi crudo, 130 grados para término medio, 140 grados para entre término medio y bien cocido y 150 grados para bien cocido.

Permite que los filetes descansen durante 10 minutos antes de servirlos. El período de descanso permite a los filetes terminarse de cocer y reabsorben los jugos calientes, lo que los hace más sabrosos y tiernos.

Asado

Precalienta el horno para asar.

Saca los filetes de la nevera, y permite que se calienten a temperatura ambiente.

Frota los filetes con el condimento para filete o frotamiento.

Coloca los filetes en una asadera y deslízala debajo de la parrilla. Cocina durante tres minutos por cada lado para un filete casi crudo, cinco minutos para un filete a término medio o siete minutos para un filete bien cocido.

Toma los filetes de la parrilla, e inserta un termómetro de carne en el centro de cada uno. Deben registrarse 115 grados Fahrenheit para casi crudo, 125 para entre término medio y casi crudo, 130 grados para término medio, 140 grados para entre término medio y bien cocido y 150 grados para bien cocido.

Permite que los filetes descansen durante 10 minutos antes de servirlos.

Salteado

Saca los filetes de la nevera, y permite que se calienten a temperatura ambiente.

Frótalos con el condimento para filete o frotamiento.

Vierte 3 cucharadas de aceite de oliva en la sartén y calienta el aceite a fuego alto.

Añade los filetes y cocina durante cinco minutos y luego gíralos y cocina durante tres minutos más. Los filetes están casi crudos cuando los jugos rosados ​​comienzan a gotear en la superficie de los filetes.

Toma los filetes de la sartén e inserta un termómetro de carne en el centro de cada uno. Deben registrarse 115 grados Fahrenheit para casi crudo, 125 para entre término medio y casi crudo, 130 grados para término medio, 140 grados para entre término medio y bien cocido y 150 grados para bien cocido.

Permite que los filetes descansen durante 10 minutos antes de servirlos.