Cómo cocinar un filete escocés

Escrito por natalie smith | Traducido por enrique alejandro bolaños flores

Un filete escocés es el corte de bife de carne que se encuentra debajo de las costillas de la vaca. Esta tierna porción de carne a menudo se une a las costillas para crear un asado de costilla parado, pero cuando se separa y se vende por separado, es un corte tierno y versátil de carne que puede asarse a la plancha, a la parrilla o hacer salteado. El filete escocés es un corte sabroso de carne de vacuno, y debido a que ya es tierno, no tiene por qué ser marinado. Cocínalo simple o añade un exquisito frotamiento para carne para acentuar el sabor de la carne de vacuno.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • 4 filetes escoceses, de 7 a 8 oz. cada uno
  • Pincel de cocina
  • 1/4 de taza de condimento para filete o frote
  • Espátula para asado
  • Termómetro para carne
  • Asadera
  • 3 cdas. de aceite de oliva
  • Sartén
  • Espátula

Instrucciones

    A la parrilla

  1. Saca los filetes escoceses de la nevera, y permite que se calienten a temperatura ambiente. Permitir que la carne se caliente ayuda a evitar que se seque en la parrilla.

  2. Cepilla las rejillas de la parrilla con aceite de oliva con un pincel de cocina.

  3. Calienta la parrilla a fuego medio alto, o 400 grados Fahrenheit.

  4. Frota los filetes con el condimento o frotamiento, y colócalos en la parrilla. Asa los filetes durante cuatro minutos por cada lado, para un bistec casi crudo, o cinco minutos por cada lado para un bistec a término medio. El tiempo necesario para asar tus carnes depende de su tamaño y grosor.

  5. Toma los filetes de la parrilla e inserta el termómetro de carne en el centro de cada uno. Deben registrarse 115 grados Fahrenheit para casi crudo, 125 para entre término medio y casi crudo, 130 grados para término medio, 140 grados para entre término medio y bien cocido y 150 grados para bien cocido.

  6. Permite que los filetes descansen durante 10 minutos antes de servirlos. El período de descanso permite a los filetes terminarse de cocer y reabsorben los jugos calientes, lo que los hace más sabrosos y tiernos.

    Asado

  1. Precalienta el horno para asar.

  2. Saca los filetes de la nevera, y permite que se calienten a temperatura ambiente.

  3. Frota los filetes con el condimento para filete o frotamiento.

  4. Coloca los filetes en una asadera y deslízala debajo de la parrilla. Cocina durante tres minutos por cada lado para un filete casi crudo, cinco minutos para un filete a término medio o siete minutos para un filete bien cocido.

  5. Toma los filetes de la parrilla, e inserta un termómetro de carne en el centro de cada uno. Deben registrarse 115 grados Fahrenheit para casi crudo, 125 para entre término medio y casi crudo, 130 grados para término medio, 140 grados para entre término medio y bien cocido y 150 grados para bien cocido.

  6. Permite que los filetes descansen durante 10 minutos antes de servirlos.

    Salteado

  1. Saca los filetes de la nevera, y permite que se calienten a temperatura ambiente.

  2. Frótalos con el condimento para filete o frotamiento.

  3. Vierte 3 cucharadas de aceite de oliva en la sartén y calienta el aceite a fuego alto.

  4. Añade los filetes y cocina durante cinco minutos y luego gíralos y cocina durante tres minutos más. Los filetes están casi crudos cuando los jugos rosados ​​comienzan a gotear en la superficie de los filetes.

  5. Toma los filetes de la sartén e inserta un termómetro de carne en el centro de cada uno. Deben registrarse 115 grados Fahrenheit para casi crudo, 125 para entre término medio y casi crudo, 130 grados para término medio, 140 grados para entre término medio y bien cocido y 150 grados para bien cocido.

  6. Permite que los filetes descansen durante 10 minutos antes de servirlos.