Cómo cocinar un filete envuelto en panceta en el horno

Usado por los chefs para producir platos elegantes como el buey Wellington, el filete es considerado por algunos como el mejor bistec. Cortado del lomo, el filete tiene poca grasa entremezclada, lo que es una buena noticia para aquellos que desean incluir carne roja en una dieta saludable. Una porción de 4 onzas tiene casi 33 gramos de proteínas pero solo 200 calorías y 6.5 gramos de grasas. La falta de grasa entremezclada, no obstante, significa menos sabor natural y jugos, lo que hace a este corte perfecto para cocinar envuelto en grasa. Esta técnica francesa que implica envolver carne en grasa evita que la carne se seque al cocinarse. Usar panceta como la opción grasa le da sabor a la carne además de mantener la humedad. Con esta técnica, una sartén pesada y un horno caliente, puedes obtener un filete perfectamente preparado sin ir al restaurante.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Sal kosher y pimienta (pepper) negra molida gruesa
  • 2 filetes mignon de 4 onzas
  • 2 rodajas de panceta
  • Hilo para cocinar
  • Aceite de oliva
  • Pinza
  • Sartén pesada

Instrucciones

    Preparar los filetes

  1. Frota generosamente los filetes con pimienta negra molida gruesa.

  2. Envuelve la panceta alrededor de la circunferencia de cada filete dejando que se superponga más o menos 1/4 pulgada. Recorta el exceso, envuelve hilo para cocinar alrededor del centro de la panceta y átalo.

  3. Condimenta la parte superior e inferior de los filetes con sal kosher.

    Cocinar el filete

  1. Calienta aceite de oliva en una sartén pesada a fuego medio alto hasta que esté caliente pero no humeante.

  2. Usando una pinza, agrega los filetes con cuidado a la sartén y déjalos cocinar sin tocarlos por 3 a 4 minutos o hasta que se despeguen fácilmente

  3. Da vueltas los filetes e inmediatamente lleva la sartén a un horno precalentado a 425 grados y cocina por otros 10 minutos para que queden al punto y hasta 15 para que queden cocidos. Sirve de inmediato con los jugos de la sartén.

Más galerías de fotos



Escrito por christi flaherty | Traducido por maria eugenia gonzalez