Cómo cocinar un filete de aguja tiernizado en el horno

Convertir un corte de carne duro y económico en una comida agradable es un clásico desafío de cocina. El filete de aguja (chuck steak), al igual que el peceto (round steak), suele golpearse hasta que queda plano en forma de chuleta para tiernizarlo. El resultado, conocido como filete en cubo, es la base para el clásico filete frito sureño. No es la comida más saludable para comer, pero esforzándote un poco puedes convertirlo en un alimento que no sea tan malo para la salud. Comienza "fritando al horno" para reducir el contenido de calorías y grasas. Luego, elige ingredientes sustitutos más saludables.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Papel de aluminio
  • Aerosol de cocina antiadherente
  • Harina
  • Harina de maíz
  • Sal y pimienta
  • 2 platos
  • Huevos o mostaza
  • Tazón

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 500 grados Fahrenheit media hora antes de tiempo. Comienza con una alta temperatura para que el exterior del filete de aguja rebozado quede crujiente y dorado, lo cual tradicionalmente se logran fritándolo en un poco de aceite. Cubre una bandeja para hornear con papel de aluminio. Cúbrelo ligeramente con un aerosol de cocina libre de calorías o con bajas calorías y antiadherente.

  2. Esparce harina y harina de maíz sobre un plato y mezcla la sal y pimienta a gusto. Coloca suficiente como para cubrir todos los filetes de aguja que estás preparando una sola vez si es un filete en cubo o lo suficiente para cubrirlos dos veces si es una preparación sureña. Utiliza harina de trigo en lugar de la harina todo propósito si quieres una sustitución más saludable.

  3. Bate uno o más huevos según sea necesario en un tazón poco profundo si quieres una cubierta de pan rallado más gruesa en el filete de aguja. De manera alternativa, utiliza una cubierta fina de mostaza Dijón como adhesivo si quieres menos calorías, menos grasas saturadas y menos colesterol en tu platillo.

  4. Esparce el pan rallado sobre otro plato si quieres utilizarlo. El pan rallado tipo panko también sirve, o elige una alternativa de granos enteros. Mezcla cualquier hierba o especias a gusto, como tomillo (thyme), romero (rosemary), curry o polvo de chile (chili) para darle más sabor, o ajo (garlic) y cebolla (onion) en polvo u otras alternativas.

  5. Pasa los filetes tiernizados por la mezcla de harina y harina de maíz. Colócalos sobre la bandeja cubierta con el papel de aluminio si sólo los cubrirás una vez. O pásalos por huevo o cúbrelos con mostaza si quieres una cubierta doble o si aplicarás pan rallado. Deja que el exceso de huevo gotee, luego pasa la carne por la harina una segunda vez o por el pan rallado. Coloca el filete en la bandeja para hornear.

  6. Coloca los filetes de aguja en el horno. Baja la temperatura a 325 F después de cinco minutos. Continua hornéandolos por aproximadamente otros 15 minutos hasta que la cubierta quede dorada y hayan alcanzado la temperatura interna de 145 grados F, según la medición de un termómetro de lectura instantánea.

Consejos y advertencias

  • Almacena los filetes de aguja frescos en el refrigerador por hasta cinco días después de su compra. Después de eso, cocínalos o congélalos. Asegura los filetes en un paquete hermético al congelarlos para evitar que se quemen con el frío.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por ana grasso