Cómo cocinar embutidos en el horno

Con cerca de 200 variedades de embutidos en todo el mundo y una historia de 3.000 años, está claro que los embutidos tienen un atractivo inmejorable. Cuando se trata de embutidos, muchos tipos de cocción resultan en un sabroso y jugoso producto. Pero cocinarlas en el horno te ahorra la molestia de girarlos constantemente y mantiene tu estufa limpia de grasa salpicada. El embutido molido fresco requiere una cocción completa, hasta que todo el color rosa se ​​ha ido, para evitar la triquinosis. Los embutidos ligeramente curados, tales como los perros calientes o salchichones, están precocidos y necesitan un tiempo de cocción más corto.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Asador o sartén de hierro fundido
  • Cuchillo afilado o un tenedor
  • Sartén
  • 3 cdas. de aceite
  • 1 cebolla (onion) en rodajas
  • 3 dientes de ajo (garlic)
  • Rodajas de pimiento (bell peppers), rojo o verde
  • Sal y pimienta
  • ¼ taza de salsa de tomate (tomato)
  • 2 cdas. de perejil (parsley) picado
  • Plato para servir

Instrucciones

    Embutidos

  1. Precalienta el horno a 400 grados. Ajusta la temperatura a 425 grados si el horno no alcanza verdaderamente los 400 grados.

  2. Coloca los embutidos en una asadera. Rocía 1 cucharada de aceite de oliva a los embutidos para asegurarte de que reciben una corteza marrón.

  3. Hornea los embutidos de 15 a 20 minutos. Los embutidos gruesos pueden tardar hasta una hora para cocinarse. Si haces uso de embutidos gruesos, gíralos una o dos veces durante la cocción.

  4. Perfora los embutidos con la punta de un cuchillo o los dientes de un tenedor para comprobar si está listo después de 15 minutos. Busca jugos claros o corta adentro un embutido para asegurarte de que esté bien cocido sin coloración rosada restante.

    Ingredientes adicionales

  1. Sofríe las cebollas, los pimientos y el ajo en 2 cdas. de aceite de oliva, mientras que los asas los embutidos. Coce las verduras a fuego medio durante 5 o 6 minutos, hasta que estén tiernos.

  2. Añade sal, pimienta, salsa de tomate y 2 cdas. de agua. Deja que la mezcla se cocine durante otros cinco minutos.

  3. Coloca las verduras en un plato para servir y cubre con los embutidos. Espolvorea el perejil por encima.

Consejos y advertencias

  • Utiliza una sartén de hierro fundido, si lo prefieres, pero asegúrate de que las manijas también son de hierro fundido y son resistente al horno. Una bandeja para hornear funcionará, también, pero permitirá más salpicaduras en las paredes del horno.
  • Para un método de cocción alternativo, añade la cebolla, el pimiento y el ajo directamente en el molde para hornear y cocina junto con los embutidos para una comida de una olla con las verduras más suaves.
  • Sirve pan crujiente para absorber los jugos de cocción y una ensalada verde en el lado para un contraste fresco a los embutidos.
  • La triquinosis es causada por comer carne de cerdo mal cocida infectada con quistes de lombriz. Cerca de 40 casos cada año se reportan en los EE.UU. Si contraes la triquinosis, puedes experimentar calambres, diarrea, fiebre o dolores musculares que pueden o no pueden desaparecer por sí solos. Para evitar la infección, cocina todo el cerdo hasta que no quede carne rosada.
  • El embutido comúnmente contiene altas cantidades de grasa y sodio. Para opciones más saludables, prueba de pollo o salchicha de pavo.

Más galerías de fotos



Escrito por susan lundman | Traducido por enrique alejandro bolaños flores