Cómo cocinar unos ejotes en una olla de cocción lenta

Los ejotes (green beans) son saludables, brindando nutrientes esenciales a las necesidades de tu cuerpo. Una manera simple y conveniente de cocinarlos es en olla de cocción lenta. De acuerdo con University of Maine, los ejotes son altos en vitaminas A y C y pueden contar con cerca de 17 por ciento de vitamina A y 27 por ciento de la vitamina C del requerimiento diario para las mujeres. Si estás a dieta también pueden ser una adición saludable, conteniendo solo 31 calorías por taza.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Olla de cocción lenta
  • Ejotes
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Ajo en polvo
  • Cebolla
  • Tiras de tocino

Instrucciones

  1. Lava los ejotes frescos con agua fría. Si estás utilizando ejotes congelados, descongélalos primero al colocarlos en un tazón cubierto con agua fría. Los ejotes enlatados no necesitan lavarse.

  2. Corta los ejotes en diagonal o en corte cruzado. Si estás utilizando unos ejotes frescos y quieres que tengan un sabor dulce córtalos en pedazos pequeños. Los ejotes que son más antiguos y más maduros deben cortarse con estilo francés (cortados longitudinalmente).

  3. Agrega los ejotes a la olla de cocción lenta. La cantidad de ejotes utilizados debe determinarse por el número de porciones que desees.

  4. Condimenta los ejotes al gusto utilizando pimienta negra, ajo en polvo, chile rojo triturado (red pepper) y sal. También puedes condimentarlos utilizando cuatro rodajas de tocino que hayan sido cortadas en pedazos más pequeños.

  5. Agrega agua a la olla de cocción lenta cubriendo los ejotes por completo. Si estás utilizando ejotes enlatados, utiliza el jugo de la lata en lugar de agua fresca.

  6. Revuelve todos los ingredientes y cúbrelos herméticamente con la tapa. Cocínalo a fuego bajo por cuatro a seis horas.

Consejos y advertencias

  • No cocines de más los ejotes. La sobrecocción conduce a una pérdida de nutrientes.
  • Si estás cosechando los ejotes de tu jardín, escoge los que no estén tan maduros. Los ejotes muy maduros tendrán un sabor a almidón y serán duros y fibrosos.
  • Si estás cosechando los ejotes del jardín, escoge los que no estén demasiado maduros. Los ejotes demasiado maduros tendrán un sabor a almidón y estarán duros y fibrosos.

Más galerías de fotos



Escrito por margo benjamin | Traducido por alejandra rojas