Cómo cocinar costillas a la parrilla con papel de aluminio

Según la Hearth, Patio and Barbecue Association, los fabricantes enviaron más de 15 millones de parrillas para exterior a tiendas en Norteamérica en el 2010. El hombre de negocios y antiguo boxeador George Foreman vendió unos 100 millones adicionales de parrillas interiores en todo el mundo en el 2010. Las costillas siguen siendo uno de los platos favoritos para las parrillas y usar papel de aluminio y fuego medio al asarlas es el secreto para que queden húmedas y tiernas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Parrilla de gas o carbón con tapa
  • Costillas
  • Mezcla para frotar
  • 2 láminas de aluminio resistente de 30 por 18 pulgadas
  • Cubos de hielo
  • Salsa de barbacoa

Instrucciones

  1. Calienta la parrilla a fuego medio. Si usas una parrilla exterior de carbón y no pueden configurar la temperatura, sostén tu mano en el centro del carbón con la palma hacia abajo. Tendrás una temperatura media cuando tu mano comience a sentirse incómodamente caliente en alrededor de 6 a 8 segundos. No la pruebes hasta que todas las llamas hayan muerto.

  2. Aplica una mezcla para frotar en tus costillas, ya sea tu propia receta o un producto comercial. Usa toallas de papel para secar primero a las costillas para eliminar el exceso de humedad y asegurarte de que la mezcla las cubre de forma pareja.

  3. Coloca dos láminas de aluminio resistente en una superficie plana, una encima de la otra. No coloques más de dos costillas en el aluminio, una al lado de la otra en el centro. Si vas a hacer más, repite el proceso. Coloca un cubo de hielo bajo cada costilla y dobla los bordes del aluminio para cubrir completamente a las costillas. Sella el aluminio de forma apretada para que el vapor no escape. Si tus cubos de hielo son pequeños, puedes usar dos a cada lado de las costillas.

  4. Coloca las costillas en el aluminio en el centro de tu parrilla. Cierra la tapa y cocínalas por una hora. Si vas a cocinar dos paquetes, puede que tengas que esperar un poco más. Es preferible usar una parrilla exterior, a menos que la interior sea lo suficientemente grande como para poder cerrar la tapa de forma segura sobre los paquetes de costillas y atrapar el calor.

  5. Saca las costillas de la parrilla, colócalas en una superficie de trabajo y corta una pequeña ranura en la parte superior del aluminio. Aléjate al hacerlo ya que saldrá vapor repentinamente. Cuando el vapor haya salido, saca a las costillas del aluminio y regrésalas a la parrilla. Úntalas de tu salsa de barbacoa favorita y cocínalas de 7 a 10 minutos adicionales. Gíralas una vez para untarlas por ambos lados.

  6. Prueba el punto de cocción. Cuando tus costillas están listas, un palillo debe penetrar fácilmente entre los huesos.

Consejos y advertencias

  • Las costillas de cerdo tienden a cocinarse más lentamente que las "costillitas" (baby back ribs). Si usas las primeras, añade 5 minutos al tiempo inicial de cocción mientras están en el aluminio, pero no las cocines en exceso o quedarán menos tiernas.

Más galerías de fotos



Escrito por beverly bird | Traducido por ana maría guevara