Cómo cocinar cordero de forma lenta en un horno

Si adoras la carne tierna pero no quieres esclavizarte en la cocina todo el día, la cocción lenta puede lograr un suculento cordero en cuatro a cinco horas. La calidad de carne que utilices afectará el sabor del cordero, y tendrás que determinar qué tipos de condimentos querrás usar. Después de todo, hay quienes disfrutan del cordero dulce y quienes disfrutan del cordero bien condimentado. Más allá de cómo lo condimentes, el procedimiento básico para una cocción lenta es el mismo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Pata o paleta de cordero
  • Cuchillo afilado
  • Fuente para horneado
  • Aceite de oliva, 1 cucharada
  • Condimentos, como tomillo, pimienta y jugo de limón
  • Vegetales (opcional)
  • Papel de aluminio
  • Salsa o adobo (opcional)

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a la máxima temperatura. Mientras esperas que se precaliente el horno, retira el exceso de grasa del cordero. Añade aproximadamente 1 cucharada de aceite de oliva a una fuente para horneado de bordes altos de por lo menos 2 a 3 pulgadas. Vierte la mitad de los condimentos que vas a utilizar en el aceite de oliva y luego coloca el cordero en el molde.

  2. Vierte aceite de oliva en forma pareja sobre el cordero hasta que quede completamente cubierto. Añade el resto de los condimentos en la parte superior del cordero, asegurándote de distribuirlos de forma pareja. Añade pimienta negra, sal marina, tomillo y/o romero. Si te gusta incluir verduras, como zanahorias y cebollas, agrégalos también a la fuente.

  3. Cubre bien la fuente para horneado con papel de aluminio. No debe haber orificios en el papel y si se llegara a rajar o romper, tendrás que agregar otra lámina más. Baja el calor del horno a aproximadamente 325 grados Fahrenheit. Cocina por aproximadamente 4 horas. Sabrás que el cordero está listo cuando puedas desprender fácilmente el hueso de la carne. Según el horno que tengas, probablemente debas ajustar un tanto los tiempos de cocción.

  4. Coloca la fuente de horneado sobre la cocina y deja que el cordero se enfríe durante 10 a 15 minutos. Retira el exceso de aceite de oliva. Vierte salsa sobre el cordero, si la has preparado. Hinca un tenedor en el cordero para revisar el color y asegurarte que esté completamente cocido. Debe haber muy poco color rosado, o nada, y deberá salir vapor del cordero. Los jugos deberán verse claros más que rojizos.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por eliana caruso