Cómo cocinar cordero en cubos

Escrito por sara ipatenco | Traducido por stefanía saravia
El cordero en cubos puede agregarse a recetas de sopas y estofados.

El cordero es una carne rica y con mucho sabor que puede utilizarse en una gran variedad de recetas nutritivas y deliciosas. El cordero en cubos se corta sin hueso, lo cual lo hace particularmente versátil. Esta carne puede ser un poco difícil de cocinar, debido a que si se pasa, se vuelve dura y seca. Pero cuando la cocinas de la manera indicada, puede comerse sola o en una amplia variedad de platos como sopas y guisos, o acompañada con vegetales o en brochetas.

Salteado

Vierte un poco de aceite de oliva dentro de una sartén grande y calienta a fuego medio. Sue Spitler y Linda R. Yoakam, autoras de "1,001 Best Low-Fat Recipes", recomiendan utilizar 1 cucharada de aceite por cada libra de cordero cortado en cubo que utilices.

Agrega tus cubos de cordero y coloca algunas pizcas de sal y pimienta para darle sabor.

Cubre el sartén y cocina el cordero por unos tres o cuatro minutos.

Revuelve la carne utilizando una espumadera de madera, cubre y continúa cocinando.

Revuelve los cubos de cordero cada dos o tres minutos hasta que estén de un color dorado amarronado y ya no estén rosas.

Quita los cubos del sartén utilizando la espumadera de madera.

A la parrilla

Calienta tu parrilla al aire libre con calor medio.

Remoja los pinchos de madera en agua de 30 minutos a una hora.

Inserta los cubos de carne en los palillos de brocheta, altérnalos con vegetales cortados, como pimientos, papas y calabazas.

Cepilla el cordero y los vegetales con aceite de oliva, aplica un poco de sal y pimienta a gusto para darle sabor.

Coloca las brochetas sobre tu parrilla y cocina por unos dos a tres minutos.

Voltea las brochetas y continúa cocinando por unos dos o tres minutos más.

Vuelve a girar los palillos dos veces más, cocina de dos o tres minutos por cada lado.

Quita los palillos de la parrilla y cuidadosamente empuja el cordero y los vegetales dentro de un recipiente para servir.

Asado

Precalienta tu horno a unos 425 F°.

Pulveriza tu asadera con un poco de aerosol para cocinar.

Esparce tus cubos de cordero de manera uniforme sobre la asadera.

Coloca un poco de sal, pimienta y un surtido de hierbas y condimentos secos tal como desees para darle sabor.

Asa los cubos de 10 a 15 minutos, revuelve ocasionalmente, hasta que estén de color marrón y no haya partes rosadas.

Quita la asadera del horno y permite que los cubos se enfríen un poco antes de utilizarlos para tu receta.

Consejo

Sirve tu cordero a la parrilla con yogur entero bajo en calorías para lograr una comida inspirada en Grecia. Por otra parte, puedes utilizar los cubos salteados o asados para preparar guisos y sopas. Varias especias, como el romero, curry, cúrcuma, cilantro y pimentón, pueden aumentar el sabor de la carne.