Cómo cocinar cordero en una bolsa

El secreto del delicado sabor del cordero se encuentra en el tiempo de cocción, la temperatura y la marinada. La cocción dentro de una bolsa de horno para asar ayuda a garantizar la jugosidad y aumenta el sabor final del cordero asado. Este proceso de auto-cocción en su propio jugo elimina la necesidad de usar grasa o aceite adicional, dando como resultado una cocción más sana. Las bolsas para horno también disminuyen el desastre y la necesidad de limpiar ya que en su interior sólo colocas vegetales y condimentos . Además, ayudan a reducir el tiempo de cocción en hasta un 10%, por lo que es un método de preparación de alta eficiencia energética.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Pierna o costillas de cordero
  • Bolsa grande de horno para asar
  • Menta fresca
  • Romero fresco
  • Tomillo fresco
  • Dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a la temperatura recomendada en las instrucciones del fabricante de la bolsa. Generalmente, es a 325 grados (163°C).

  2. Lava y corta los vegetales que vayas a usar en cuartos. Déjalos a un lado por un rato.

  3. Coloca el cordero en un lugar limpio para cortar. Úntalo con una mezcla hecha con dos cucharaditas de menta fresca y picada, hojas de romero y tomillo, dos dientes de ajo picados, dos cucharadas de aceite de oliva y un poco de pimienta y sal.

  4. Coloca el cordero condimentado en una gran bolsa para horno. Colócala en una asadera y añade los vegetales preparados. Sella la bolsa, coloca la asadera en el horno y sigue el tiempo de cocción recomendado en las instrucciones de la bolsa.

  5. Saca el cordero al cumplirse el tiempo. Corta la bolsa cuidadosamente con unas tijeras para evitar quemarte con el humo que salga. Retira el cordero, ponlo en una bandeja y déjalo reposar unos 15 minutos, cubriéndolo con papel aluminio para que mantenga el calor.

  6. Apaga el horno y coloca la asadera nuevamente en este durante los 15 minutos. Esto mantendrá los vegetales calientes mientras se doran los bordes.

  7. Retira los vegetales del horno y colócalos en la bandeja alrededor del cordero, con una decoración atractiva hecha, por ejemplo, con menta fresca. Vierte el jugo del cordero asado que quedó en la bolsa en recipientes separados para servir junto a la carne y los vegetales.

Más galerías de fotos



Escrito por karen curinga | Traducido por elizabeth funes