Cómo cocinar y consumir edamame como refrigerio

Edamame, una soja de semillas grandes que crece en lagunas, es un cultivo tradicionalmente asiático cuya popularidad creció durante el siglo XX y hoy en día es un importante cultivo en Estados Unidos. Las personas han consumido soja por casi 5,000 años, y la edamame es una de las pocas legumbres con alto contenido de proteínas. Si bien esta legumbre suele añadirse a sopas, platos salteados y otras recetas, comerla como un nutritivo refrigerio es uno de los métodos más comunes.

Preparación de la vaina

La edamame suele venderse en vainas congeladas enteras pero también se consiguen frescas. Llena una olla con agua y agrega una pizca de sal y deja a hervir, añadiendo las vainas al agua y dejando que hiervan de tres a cinco minutos, revolviendo de vez en cuando. Escurre las vainas cocidas y colócalas en un recipiente de agua fría durante dos a tres minutos antes de colar el agua fría y comer.

Formas de comerla

Para comer edamame sola, presiona el borde de la vaina entre tu pulgar y el índice. De esta forma, el grano entero saldrá de la vaina y entrará directo en tu boca. Desecha las vainas vacías. Otra alternativa es presionar los granos para que salgan de la vaina y añadirlos a una pequeña guarnición de ensalada para un refrigerio de media tarde. Si eres fanático de los totopos y salsas, haz un humus de edamame para comer sobre pequeños trozos de pan árabe de trigo integral para una alternativa más saludable. Mezcla edamame pelado con tahini, agua, aceite de oliva, ajo, sal y comino para una sabrosa salsa.

La soja contiene mucha proteína

Uno de los mayores beneficios de la edamame como refrigerio es la proteína que contiene, la cual equivale a la proteína presente en muchas fuentes de alimentos animales. Consumir 25 gramos de proteína de soja por día puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular dado que la soja contribuye a reducir el colesterol, según la U.S. Food and Drug Administration. Tan solo 1 taza de edamame congelado preparado contiene 17 gramos de proteínas con apenas 189 calorías. Los refrigerios ricos en proteínas te ayudan a sentirte lleno por más tiempo que las opciones azucaradas, lo cual convierte a la edamame en una buena opción si estás intentando perder peso o mantenerlo.

Otros beneficios del grano

La edamame es una rica fuente de muchos otros nutrientes. Una taza contiene 52 por ciento del valor diario de vitamina K, 79 por ciento del valor diario de manganeso y un enorme 121 por ciento del valor diario de ácido fólico sobre una dieta de 2,000 calorías. Cada taza además contiene aproximadamente 8 gramos de fibra dietaria, importante para unos intestinos saludables y para controlar los niveles de azúcar en sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por jill lee | Traducido por eliana caruso