Cómo cocinar chuletas mariposa de cerdo sobre una estufa

Una chuleta mariposa de cerdo es un corte grueso de carne que es cortado a lo largo, por el centro, para crear una suerte de "bisagra", con el resto de la carne sin cortar en el centro. La chuleta se abre entonces como un libro en dos mitades, pareciéndose a las alas de una mariposa. Cocinar el cerdo de esta forma sobre una estufa es una forma sencilla y rápida, aunque no debes cocinar demasiado tiempo la carne o quedará seca. Las chuletas estarán listas cuando un termómetro para carne registre que han alcanzado los 145 ºF.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Harina
  • Plato playo o bandeja para pasteles
  • Sal y pimienta
  • Aceite de cocina o rocío vegetal
  • Olla pesada
  • Pinzas

Instrucciones

    Chuletas fritas en una sartén

  1. Coloca una pequeña cantidad de harina en un plato playo o una bandeja para pasteles. Condimenta la harina con sal y pimienta a gusto, luego recubre las chuletas con la mezcla. Si lo prefieres, recubre las chuletas con una preparación que conste de azúcar moreno, condimentos como sal y pimienta, semillas de mostaza molidas, comino (cumin), romero (rosemary) y tomillo (thyme) seco.

  2. Coloca una pequeña cantidad de aceite o spray vegetal en una olla pesada, luego coloca la olla sobre la estufa y colócala a fuego medio.

  3. Fríe las chuletas por 1 o 2 minutos de cada lado, volteándolas con pinzas, hasta que las chuletas estén doradas.

  4. Seca las chuletas en una toalla de papel. Deja que las chuletas reposen durante 3 minutos, y luego sírvelas mientras aún estén calientes.

    Chuletas empanadas con parmesano

  1. Coloca una mezcla de harina y queso parmesano en un plato playo o bandeja para pasteles. Bate un huevo en un tazón separado.

  2. Sumerge las chuletas en el hueso, y luego recúbrelas con la mezcla de harina.

  3. Recubre una olla pesada con rocío vegetal o un poco de aceite de cocina. Caliéntala sobre un fuego medio y cocina las chuletas volteándolas una vez luego de 5 minutos, o cuando no tengan más el color rosa.

  4. Transfiere las chuletas a un plato para servirlas. Deja que reposen por 3 minutos y luego sírvelas.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por andrés marino ruiz