Cómo cocinar unas chuletas de corte delgado para el desayuno

Las chuletas de cerdo de corte delgado son tan delgadas que si no las vigilas mientas las cocinas se ponen duras, secas e incluso se queman del exterior antes de alcanzar una temperatura interna segura. También se cocinan tan rápido que pueden arruinarse en lo que tomas tiempo para hacer un acompañante de huevos o pan tostado. La mejor manera de alcanzar unas chuletas jugosas y seguras es darles toda tu atención y revisar dos veces tu trabajo con el termómetro de carne.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Parrilla, sartén o bandeja para asar
  • Aceite de cocina
  • Hierbas y especias opcionales

Instrucciones

  1. Precalienta la sartén, parrilla o bandeja sobre fuego alto hasta que una gota de agua chisporrotee sobre la superficie. Rocía la sartén con aerosol antiadherente o agrega una ligera capa de aceite de cocina. Reduce el calor a medio.

  2. Condimenta las chuletas al gusto utilizando las especias que prefieras. Prueba sal, pimienta, ajo en polvo, tomillo (thyme) o una pizca de hierbas frescas.

  3. Coloca las chuletas sobre la superficie de cocción con el lado plano hacia abajo.

  4. Cocínalas por uno a tres minutos, dependiendo del grosor y luego voltéalas y cocínalas por uno o tres minutos adicionales.

  5. Utiliza un termómetro para carne para asegurarte de que el cerdo alcance una temperatura interna de 145 grados Fahrenheit. Si no tienes un termómetro para carne, cocina las chuletas hasta que se sientan firmes al tacto, parezcan bastante calientes y no muestren señal de color rosa en el centro o en sus jugos.

  6. Deja que las chuletas reposen por lo menos tres minutos antes de comerlas para dejar que el calor mate completamente cualquier presencia de bacterias.

  7. Sírvelas de inmediato con huevos, papas, tostadas, fruta u otros acompañamientos de desayuno.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por alejandra rojas