Cómo cocinar chuletas de cerdo en el microondas

Un platillo clásico estadounidense, las chuletas de cerdo comúnmente se sirven con vegetales frescos, una variedad de diferentes acompañamientos de patatas y con un aderezo de salsa de manzana. Aunque las recetas tradicionales para preparar estas chuletas indican que deben cocinarse en la estufa en una sartén o asadas a la parrilla, también puedes prepararlas en el microondas si fuera necesario. Sin embargo, no lograrás que tengan esa textura dorada y crujiente en su parte externa que tendrían si se cocinaran con otros métodos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 4 chuletas de cerdo de 1 pulgada de grueso
  • Plato que pueda usarse dentro del microondas
  • Brocha para alimentos
  • Aceite de oliva o vegetal
  • Sal marina o sal kosher, al gusto
  • Pimienta fresca recién molida, al gusto
  • Hierbas frescas o secas, al gusto
  • 1/4 de taza de caldo o consomé de cerdo o pollo

Instrucciones

  1. Permite que las chuletas de cerdo se descongelen completamente en el refrigerador hasta por 36 horas, si es que estaban congeladas.

  2. Coloca las chuletas en un plato que sea seguro meter al microondas que sea lo suficientemente grande como para acomodarlas a todas dejando un pequeño espacio entre cada una.

  3. Aplica con una brocha una pequeña cantidad de aceite de oliva o aceite vegetal en cada lado de las chuletas y sazónalas ligeramente con sal marina o sal kosher y pimienta fresca recién molida.

  4. Agrega las hierbas frescas o secas que desees en ambos lados de las chuletas y da unas suaves palmaditas para que se impregnen la sal, pimienta y hierbas en la carne.

  5. Sirve 1/4 de taza de caldo o consomé de pollo sobre las chuletas de cerdo. Coloca las chuletas en el microondas o en alto por 15 minutos.

  6. Revisa la temperatura interna de las chuletas con un termómetro de lectura instantánea. Por motivos de seguridad, la carne deberá estar a por lo menos a 160 grados en la porción central de cada chuleta.

  7. Transfiere las chuletas de cerdo a un platón grande para servir o en platos individuales, secándolas con toallas de papel si es que quedará algún líquido. Deja pasar cinco minutos antes de rebanar la carne para asegurarte que todos los jugos naturales del cerdo se redistribuyen bien.

Consejos y advertencias

  • Entre las hierbas frescas o secas que se pueden agregar a las chuletas se encuentran el romero, el tomillo y alguna mezcla de hierbas, como las hierbas de Provenza.
  • Los tiempos en el microondas varían ligeramente de horno a horno. Para evitar que la carne se cueza de más aunque la temperatura interna no es de 160 grados Fahrenheit después de 15 minutos, continúa horneando las chuletas en intervalos de dos minutos, revisando la temperatura cada vez.

Más galerías de fotos



Escrito por christopher godwin | Traducido por reyes valdes