Cómo cocinar chuletas de cerdo tiernas y jugosas en la parrilla

Una chuleta de cerdo puede pasar fácilmente de jugosa y tierna a estar seca como cuero si se sobrecoce o se cocina en la parrilla de manera inadecuada. Un centro crudo y un exterior crujiente también es un posible problema cuando estás cocinando chuletas a la parrilla. Para lograr una chuleta tierna y jugosa, necesitas considerar el corte específico de carne que escojas, cómo lo prepares y tu técnica de cocción de parrilla. Para mejores resultados, busca una chuleta que sea de alrededor de 1 pulgada (2.5 cm) de grueso para que no se cocine muy rápido y que se vuelva dura.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Marinada
  • Aceite
  • Toallas de papel
  • Pinzas
  • Termómetro de carne

Instrucciones

  1. Vierte tu marinada favorita en un tazón o bolsa con cierre.

  2. Coloca las chuletas de cerdo en la bolsa, cubriéndolas muy bien con la marinada, y refrigéralas por al menos de dos horas. Mientras más tiempo se marine la carne, más suave y más sabor tendrá.

  3. Precalienta una parrilla de gas por un mínimo de 10 minutos para asegurarte que esté lo suficientemente caliente. Para una parrilla de carbón, coloca la rejilla sobre los carbones antes de poner el cerdo para que esté caliente.

  4. Esparce aceite en la rejilla vertiendo un poco en una toalla de papel y frotándola en la rejilla con las pinzas.

  5. Saca las chuletas de cerdo de la marinada con las pinzas, dejando que el exceso se caiga en el tazón para evitar que las llamas se levanten en la parrilla, y coloca el cerdo en la parte más caliente de la parrilla. Sella las chuletas por alrededor de dos minutos de cada lado para crear líneas café de parrilla en la carne.

  6. Mueve las chuletas a una pare un poco más fría de la parrilla, o baja la temperatura de la parrilla a un nivel medio si estás usando una parrilla de gas. Cocina las chuletas por alrededor de cuatro minutos de cada lado, dejando la tapa de la parrilla cerrada excepto cuando necesites voltear la chuleta.

  7. Verifica la temperatura interna del cerdo insertando un termómetro de carne en la parte más gruesa de la chuleta. Se recomienda una temperatura de 160 grados Fahrenheit para el cerdo de acuerdo con el United States Department of Agriculture. Ten en mente que la temperatura aumentará unos cuantos grados si dejas que el cerdo descanse por alrededor de 5 minutos. Saca el cerdo cuando alcance entre los 155 y 158 grados Fahrenheit para mantenerla jugosa y suave en lugar de sobrecocida.

Consejos y advertencias

  • Como una alternativa a marinar el cerdo, ponle salsa de barbacoa con una brocha en cada lado después de sellar la chuleta de cerdo.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez